HOY DIARIO DEL MAGDALENA
Líder en la región

Murió interno de la Cárcel Rodrigo de Bastidas por posible ataque convulsivo

Las autoridades iniciaron las investigaciones para tratar de establecer las causas de la muerte de un recluso de la cárcel Rodrigo de Bastidas en un centro asistencial de Santa Marta, a donde llegó sin signos vitales, al parecer por un ataque convulsivo producto de una condición mental que padecía.

Este fue identificado por sus familiares como Freddy José Chamorro, de 53 años, quien era un paciente psiquiátrico, estaba preso en el pabellón 2 del centro penitenciario por el delito de lesiones personales, a quien sus familiares decidieron colocar a disposición de las autoridades para que respondiera por los hechos que le señalaban.

“Mi tío es una persona que se encontraba aquí en las instalaciones por un delito de lesiones personales. Nosotros en calidad de familia lo colocamos a disposición de las autoridades, sin embargo, nos encontramos frente a un caso de negligencia total por parte del Inpec”, dijo Lisbelys Álvarez, sobrina de Fredy.

De acuerdo a lo expresado por sus familiares, Freddy José fue visitado el pasado domingo por uno de sus parientes, quien lo observó en mal estado de salud, pues al parecer no estaba recibiendo la atención médica que por su condición requería.

Una vez ocurrido los hechos, el hombre fue conducido hasta la enfermería del centro carcelario donde intentaron brindarle los primeros auxilios y posteriormente fue trasladado al hospital Julio Méndez Barreneche, donde al parecer ya habría llegado sin vida y según denunciaron familiares, no lo habrían recibido.

“Mi tío es una persona psiquiátrica. Antes de que ingresara acá estuvo recluido en Insecar. Es una persona que presentaba lagunas mentales, incluso en el momento que cometió los delitos presentaba ese episodio. A él lo ingresan acá, y el día de ayer  lo llevaron a enfermería pero no tenían medicamentos para suministrarle”, expresó la mujer acompañada de otros familiares de Freddy.

Ayer, cuando fueron reportados del trágico suceso, sus familiares arribaron al centro carcelario para realizar un plantón, debido a que aseguran, su muerte fue producto de una negligencia médica. “Hoy nos informaron, por terceras personas, que mi tío había fallecido en horas de la madrugada, como que le dio una convulsión a consecuencia de eso.  Lo llevaron a enfermería, luego empezaron a pasearlo, porque lo llevaron al hospital y no lo recibieron porque ya estaba muerto. Hasta hoy en horas de la tarde nos informan que el cuerpo fue ingresado al CTI”, añadió.

La inspección judicial y actos urgentes fue realizada por funcionarios del Laboratorio Móvil de Criminalística del CTI de la Fiscalía, quienes trasladaron el cadáver a la morgue de Medicina Legal y Ciencias Forenses de la capital del Magdalena a fin de practicarle la necropsia que permita establecer las causas reales de su muerte.

Finalmente hicieron un llamado de atención no solamente al Inpec sino a todas las entidades a quienes corresponda esta situación, “de verdad es muy lamentable que una persona, independientemente de que esté acá, es un ser humano a quien deben garantizar los derechos”, expresó el familiar de la víctima.

 

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer más