HOY DIARIO DEL MAGDALENA
Líder en la región

Colombia: más alertas que señales positivas

El panorama económico para este 2024 arrancó con altibajos. Por lo menos así se desprende de lo que ocurrió esta semana en donde se evidenció que, aunque hay un principio de reactivación más fuerte de lo esperado, todavía existen muchos sectores que se mantienen en terreno negativo lo que, además, continúa generando incertidumbre a nivel externo, sobre todo en las firmas calificadoras de riesgo.

Por el lado positivo, sin duda alguna, el resultado revelado esta semana por el DANE sobre el Indicador de Seguimiento a la Economía (ISE), con corte a noviembre, fue una buena noticia.

De acuerdo con el ente estadístico, el comportamiento anual se dio de la siguiente manera: para el undécimo mes de 2023 el ISE, en su serie original, se ubicó en 125,97, lo que representó un crecimiento de 2,25% respecto al mismo mes del año anterior (123,20). De igual manera, en la serie ajustada de este indicador por efecto estacional y calendario, se ubicó en 120,88, lo que representó un crecimiento de 2,34% respecto a noviembre de 2022 (118,12).

Por otro lado, el comportamiento del ISE para el periodo enero-noviembre de 2023, en su serie original, registró un crecimiento de 1,01% respecto al mismo periodo del año anterior.

Frente a estos resultados que sorprendieron, puesto que el ISE de octubre había sido negativo (-0,4%), confirmando la tendencia de desaceleración que se dio en el tercer trimestre de 2023, cuando el Producto Interno Bruto (PIB) fue de -0.3%, el ministro de Hacienda, Ricardo Bonilla, dijo esta semana que se notaba un repunte productivo más allá de lo esperado para el cierre del año pasado.

“El DANE nos entregó el ISE que, ajustado a noviembre, revela una importante reactivación del sector agropecuario, continuidad del sector minero y de otras actividades productivas”, afirmó el jefe de cartera.

“Esto permite pensar en que el cuarto trimestre (de 2023) va a terminar en un indicador positivo y que el crecimiento económico consolidado de 2023 puede estar alrededor del 1,2% y podemos proyectar un crecimiento de 2024 al 1,8%”, puntualizó el zar de las finanzas.

SÍNTOMAS PREOCUPANTES

Sin embargo, el pesimismo sobre el rumbo de la economía se mantiene, ya que muchos indicadores de sectores productivos clave continúan en números rojos.

Prueba de ello es que esta semana el DANE informó que el 2023 fue un año difícil para el comercio, ya que las ventas minoristas decrecieron 3,4% y el personal ocupado creció 1,4%, esto en relación con el mismo mes de 2022. Excluyendo la transacción de combustibles, la variación de las ventas reales del sector fue de -3,7%.

Este informe coincide con el reporte, también esta semana, de la Bitácora Económica de Fenalco, según la cual en el 71% de los reportes no se cumplieron los objetivos de ventas. Incluso para el 40% de los empresarios consultados las ventas en 2023 no alcanzaron siquiera el 80% de las establecidas hace un año, un 19% dijo haber cumplido al ras la meta y solo el 10% logró superarla.

“El mal comportamiento del sector en el 2023, unido a las pobres expectativas de crecimiento para este año, deberían convencer al Gobierno de poner en ejecución un plan de choque para evitar una recesión. Se requiere liderazgo y voluntad política para ponerlo en marcha”, anotó el presidente de Fenalco, Jaime Alberto Cabal.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer más