HOY DIARIO DEL MAGDALENA
Líder en la región

Enfoques para la seguridad pública (III)

La transversalidad, ya vista, nos lleva necesariamente al tema de la permeabilidad de la estrategia y sus programas. Si la estrategia no permea todos los niveles de gobierno y la sociedad, difícilmente avanzará, pues aquí entran variables institucionales y comunitarias que deben ser componentes centrales de la estrategia. Es este un tema que tiene distintas aristas, que enriquecerse debe con la construcción de una plataforma de información, datos criminales y diagnósticos a nivel municipal, departamental, regional y central, que permitan dar un seguimiento a estos temas por parte de las autoridades, puesto que la información, en teoría, debe fluir de abajo hacia arriba y contar con sistemas de información que resulten de utilidad para prevenir y perseguir el delito, además de contar con el personal y las habilidades para diseñar y operar estos sistemas, que la haga confiable, de calidad y sirva para la generación de estrategias y operaciones, hacer investigación y preparar al personal necesario para realizar un trabajo sistemático en torno a los focos, actores, incidencias y causas de violencia e inseguridad en el territorio.

Importante realizar trabajos de inteligencia que permitan alertas sobre la llegada de nuevas amenazas o el desarrollo de amenazas en las comunidades, información sin la cual las autoridades difícilmente pueden hacer trabajo de prevención y persecución del delito, pues es claro que la mayor parte de las amenazas a la seguridad en una comunidad se detectan en la propia comunidad, interesando en consecuencia articular los sistemas de seguridad e información, lo que hace necesario trabajar en la capacitación y desarrollo de habilidades para perseguir delitos que requieren mucho más trabajo de inteligencia que acción policial. En este caso también la iniciativa debe surgir de programas de apoyo para la construcción de sistemas de seguridad e información, que resulten compatibles y permitan su articulación entre los órdenes todos de gobierno.

Igualmente debe abordarse la sustentabilidad de la estrategia, lo que requiere, como corresponde a las democracias, tener una sociedad civil organizada, cohesión comunitaria, cultura de la legalidad y mecanismos eficientes para denunciar y sustituir a funcionarios públicos que se apartan de su deber institucional. Además de las sólidas estructuras sociales, en las instituciones del Estado la mayor parte de sus servidores públicos deben ser profesionales, no improvisados políticos o amigos de los políticos, para dar así continuidad a los procesos, programas y estrategias de gobierno, bajo la tutela de políticas de Estado. Las instituciones del Estado, sólidas y profesionales, se convierten así en el mejor antídoto contra las malas políticas y los malos políticos.

Se impone de la misma manera, dar continuidad a los programas, nutridos los cuales de diseños y recursos que permitan sólidas políticas y la atención a las prioridades a este tenor que consoliden en su conjunto avanzar en la superación de todas las variables que originan la inseguridad (integralidad) para de ahí derivar a la construcción de condiciones de seguridad con un andamiaje institucional que responda a las necesidades de coordinación interinstitucional (transversalidad), política y programas que trasminen hasta las bases sociales donde se encuentran buena parte de las causas de la inseguridad (permeabilidad) y, ciertamente, la conformación de políticas y programas con la suficiente solidez y fortaleza para poder trascender las fronteras sexenales (continuidad), ejes imprescindibles para construir una estrategia de seguridad pública acorde con las condiciones y necesidades de los territorios.

Como colofón podríamos decir que papel importante debe jugar en la seguridad ciudadana en vía a mejorarla integralmente, determinar válidas herramientas que permita a la Policía enfrentar rápidamente a la delincuencia; adelantar acciones conjuntas con entidades y demás otras unidades administrativas para recuperar la seguridad y tranquilidad de los asociados, en la verdad que es la seguridad una de nuestras más grandes prioridades y exigencias comunitarias, lo que obliga una importante y urgente articulación con las instancias correspondientes, debiéndose avanzar hacia un enfoque de inteligencia e investigación criminal para desarticular las bandas criminales que delinquen en nuestros territorios; potenciar el pie de fuerza para apoyar, entre otros aspectos, la investigación criminal, identificar y judicializar a los actores delincuenciales; implantar e implementar cámaras de reconocimiento automático de placas; fortalecer la denuncia y brindarle a la población herramientas que le permitan sentir confianza y protección a la hora de dar a conocer los hechos delictivos de los que han sido víctimas; lo mismo que enfrentar la problemática del consumo de drogas ejerciendo la restricción del consumo de sustancias sicoactivas, con el fin de poder disfrutar de espacios públicos sanos y seguros como corresponder debiera.

*Abogado

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer más