HOY DIARIO DEL MAGDALENA
Líder en la región

Declarada calamidad pública por efectos del fenómeno de El Niño

Ante la declaratoria de calamidad pública en el distrito de Santa Marta, para afrontar los efectos negativos con ocasión del Fenómeno de ‘El Niño’, ahora se trabaja en la adopción de un plan de contingencia, ante las amenazas inminentes de sequías, incendios forestales, desabastecimiento de agua y olas de calor más intensas en la capital del Magdalena.

Lo anterior se da, con base a una decisión crucial, en la que el Consejo Distrital de Gestión de Riesgos de Desastres aprobó por unanimidad la declaratoria de calamidad pública en respuesta a los efectos adversos previstos del fenómeno del Niño, el cual confiere poderes especiales al gobierno distrital, permitiendo la movilización ágil y eficiente de recursos para implementar medidas de emergencia esenciales.

El compromiso con esta decisión se resalta aún más, marcando la determinación de proteger a la población y mitigar los impactos del fenómeno climático.

«La declaratoria de calamidad pública se ha aprobado. Estamos llevando a cabo mesas técnicas con Essmar y la Secretaría de Planeación, encargada de servicios públicos, para garantizar la administración técnica y administrativa», indicó Alex Velásquez Alzamora, jefe de la Oficina de Gestión de Riesgo y Cambio Climático, Ogricc.

Esta acción responde a las afectaciones que se prevén como resultado del fenómeno del Niño en Colombia. La Declaratoria de Calamidad Pública, en tiempo presente, refleja un compromiso decidido del distrito de Santa Marta para afrontar los desafíos que presenta este fenómeno climático.

Por tal razón la Ogricc, en colaboración con la Empresa de Servicios Públicos de Santa Marta, asume el liderazgo en la implementación de medidas preventivas y de respuesta, por lo que se espera la coordinación de esfuerzos con otras instituciones de socorro para enfrentar de manera efectiva los impactos del fenómeno del Niño.

EL PLAN DE CONTINGENCIA

Bajo el lema ‘Agua para todos y no para todo’, la Essmar activó el plan de contingencia, dada la alerta naranja en el Distrito, debido a que se empezaron a evidenciar los efectos del fenómeno de ‘El Niño’ en el territorio, el cual impacta en la disminución de la oferta hídrica y en consecuencia en el suministro de agua potable en la ciudad.

Es así como se activarán los protocolos de actuación y las acciones enmarcadas en el PEC que incluyen la programación de mantenimientos preventivos en las plantas de tratamiento de agua potable y en las captaciones, la habilitación de la flota de medios alternos.

Se dispondrán de 13 carrotanques sencillos y 4 doble troques, asimismo, se programará la habilitación de tanques de almacenamiento de 10 mil metros cúbicos, así como la habilitación de cuatro puntos de cargues.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer más