HOY DIARIO DEL MAGDALENA
Líder en la región

Atesa convirtió en basureros, Camellón de la bahía y el estadio ´Eduardo Santos´

Los contenedores en la Avenida del Fundador permanecen repletos sin ser recogidos por la empresa de aseo. Hay indignación en el sector turístico.

Lo que está ocurriendo en la ciudad la verdad es que dan ganas de llorar. Una de las principles vitrinas turísticas de la ciudad, el Camellón de la bahía, lo ha convertido la empresa Atesa en baurero público a cielo abierto. Todo debido a su incapacidad y negligencia por ofrecerle un buen servicio a los samarios.

Hoy en día hay indignación total y ‘pena ajena’ por parte de los distintos prestadores turísticos, comerciantes y gente del común que recorren el Centro Histórico de Santa Marta y se topan con el deplorable espectáculo de los contenedores rebosados de basuras.

La penosa situación y además censurable desde todo punto de vista se registra exactamente junto al Camellón de la Bahía y frente al antiguo Hospital San Juan de Dios, en la Carrera 1, en donde la contaminación ambiental está “a flor de piel” por culpa de la inoperancia de la empresa Atesa que no hace la recolección adecuada de los residuos sólidos y para colmo de males el número de operarios a cargo es insuficiente para realizar esa labor.

El gremio de prestadores de servicios turísticos lamenta que se afecte de esta forma uno de los sitios de mayor concurrencia de visitantes tanto nacionales como extranjeros que al ver esos desperdicios reciben y se llevan una mala percepción del servicio de aseo en nuestra capital.

Hay tantos desperdicios regados en la zona que el número de operarios de Atesa es insuficiente para mantener aseado uno de los sectores de mayor afluencia turística en pleno Centro Histórico, teniendo en cuenta que el Camellón de la Bahía se ha convertido en uno de los atractivos para los visitantes al ser un espacio público amplio, agradable, incluyente y con múltiples amenidades.

Lo que se advierte en el Centro Histórico por cuenta de la mala recolección de los residuos sólidos también es el panorama desalentador en varios sectores de la ciudad en donde ya es vox populi que el aseo le quedó grande a Atesa. En barrios populares como Pescaíto, San Jorge, Ensenada Juan XXIII y los sectores aledaños a la Vía Alterna al Puerto hay demasiada acumulación de desechos.

En el Concejo Distrital de Santa Marta el tema del aseo está en la agenda y hay cabildantes quienes coinciden al afirmar que esta ciudad está muy cerca de una probable declaratoria de emergencia sanitaria debido a los altos índices de infecciones respiratorias, afecciones cutáneas, y aumento en los casos de dengue clásico.

SANCIONADA ATESA

La Superintendencia de Servicios Públicos Domiciliarios, a través del exmagistrado y hoy director de Investigaciones de Acueducto, Alcantarillado y Aseo, Ariel Lozano Gaitán, comunicó a la opinión pública y a los suscriptores del servicio de aseo, la multa impuesta a la empresa Aseo Técnico de la Sábana, por $ 5.293.548.000.

Las sanciones se debieron a la mala prestación del servicio público domiciliario de aseo, afectación de los derechos de los usuarios, conductas violatorias del régimen de los servicios públicos, hallazgos identificados luego de una investigación rigurosa, en la que se encontraron las siguientes irregularidades:

“Incumplimiento de las normas técnicas en la prestación del servicio de aseo en cuanto a las actividades de recolección y transporte de residuos no aprovechables. De igual modo, incumplimiento de la obligación de contar con un Plan de Emergencia y Contingencia (PEC) ajustado para la prestación del servicio de aseo, de conformidad con los lineamientos expedidos por el Ministerio de Vivienda, Ciudad y Territorio”, señaló el comunicado de la Superservicios.

BASURERO EN EL ESTADIO

“No hay mal que dure cien años ni cuerpo que lo resista”, dice un viejo adagio popular y cae como ‘anillo al dedo’ a propósito del deplorable y bochornoso espectáculo que actualmente ofrece el estadio Eduardo Santos Montejo, el cual está invadido por la maleza, basuras, escombros y otros desperdicios.

El emblemático e icónico escenario deportivo de los samarios, se encuentra rodeado de muebles y enseres viejos, restos de materiales de construcción, ramas de árboles, plásticos, botellas y muchos más desechos porque desafortunadamente personas sin civismo han convertido ese sitio en un basurero al aire libre.

Y como no existen sanciones ejemplares a esas personas que se rebuscan la vida botando los escombros de otros, el basurero crece cada vez más. La empresa encargada del aseo, de la recolección de los residuos sólidos y de su disposición final tampoco se le ve.

Inaudito panorama el que tenemos, a pesar de que ese escenario tiene la categoría de patrimonio deportivo de la Nación, pero su abandono en los últimos doce años fue total. En la actualidad presenta un aspecto deplorable a simple vista ya que por sus muros crece la ‘planta trepadora’ y la maleza, las cuales representan una amenaza al estadio.

Desolación, abandono y ruina es lo que ‘irradia’ ese patrimonio deportivo que durante muchos años fue sitio de confluencia para cientos de aficionados, hinchas y seguidores del equipo bananero Unión Magdalena.

La cruda realidad actual contrasta con lo que se daba en esa época cuando la pasión deportiva vibraba de emociones al escuchar la sirena de ‘Balín’ y se escuchaban gritos de júbilo y alegría: “sopla Ciclón, sopla Ciclón, sopla…”.

Vale mencionar que muy cerca del estadio Eduardo Santos, se encuentra el monumento en honor a Carlos “El Pibe” Valderrama, astro del fútbol colombiano nacido en el barrio Pescaíto de Santa Marta. Dicha escultura de autoría de Amilkar Ariza es uno de los atractivos turísticos que recibe el mayor número de visitantes, los cuales llegan a bordo de las “chivas rumberas” o en transporte especial, pero duele en el alma que esas mismas personas después de tomarse unas fotografías junto a “El Pibe” tenga que percatarse de la situación del estadio Eduardo Santos.

El abandono del estadio Eduardo Santos da vergüenza e indignación, una especie de ‘pena ajena’ con los ilustres visitantes de distintas ciudades nacionales y de varios países quienes llegan a Santa Marta atraídos por los encantos naturales, su gastronomía, historia, cultura y magia.

Líderes deportivos, cívicos y varias personas promotoras del sentido de pertenencia por Santa Marta coinciden en que el alcalde Carlos Pinedo Cuello debería impulsar una cruzada por la remodelación del estadio Eduardo Santos para que el esfuerzo de samarios dolientes como Luis Alberto ‘Beto’ Riascos, Edinson González, Daniel Varón Quintero, Teodoro Gómez, entre otros, tenga eco y pronto el icónico escenario deportivo renazca como el ave fénix.

PATRIMONIO DEPORTIVO

Con fecha 10 de mayo del 2018 el Gobierno Nacional sancionó la Ley 1888, con la cual se declara al estadio Eduardo Santos Montejo como Patrimonio Deportivo y Cultural de la Nación. El documento publicado, provocó reacciones de agrado y rechazo en diferentes sectores de la comunidad samaria.

La propuesta fue liderada en su momento por el representante a la Cámara por el Magdalena, Jaime Serrano, pasó a sanción presidencial y la aprobó el Congreso de la República. Dicha Ley fue firmada por Yaneth Giha Tovar, ministra de Educación Nacional, en su calidad de delegataria de funciones presidenciales; Mauricio Cárdenas Santamaría, ministro de Hacienda y Crédito Público; Mariana Garcés Córdoba, ministra de Cultura; y Clara Luz Roldán, directora de Coldeportes.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. AceptarLeer más