HOY DIARIO DEL MAGDALENA
Líder en la región

Juez de Santa Marta dejó en libertad al exsenador Char

El juez sexto penal municipal con funciones de control de garantías de Santa Marta Carlos Humberto Coy Domínguez ordenó la libertad del excongresista Arturo Char Chaljub, investigado por la Corte Suprema de Justicia por presunta compra de votos, lo cual se cumplió ayer hacia las 5 y 30 minutos de la tarde.

A esa hora, el político barranquillero fue sacado de la unidad militar a bordo de una camioneta negra la cual fue escoltada por dos de similares características.

La decisión se dio luego que la petición del Habeas Corpus presentado por la defensa de Char, sustentada en un vencimiento de términos, luego que se superaran los 120 días establecidos por la ley desde el momento de la captura.

“Declara procedente la acción constitucional del Habeas Corpus promovida por el ciudadano Arturo Char. En consecuencia, se ordena la libertad inmediata de Char Chaljub por el vencimiento de términos acaecidos para calificación del mérito del sumario”, señaló la decisión del juez de la causa.

Sobre esta decisión se presentó un enfrentamiento entre conceptos de dos magistrados de la Corte Suprema, Marco Antonio Rueda y Cristina Lombana.

El primero aseguraba que solo iban 104 días desde el inicio del proceso judicial y que las acciones de los abogados defensores eran solo dilaciones para beneficiar a Char.

Sin embargo, la magistrada Lombana y la Procuraduría apoyaban la petición de la defensa del exsenador barranquillero sobre el vencimiento de términos, transcurridos los 120 días como lo expresa el artículo 365 de la ley 600 de 2000.

“Es importante aclarar, que el mecanismo se muestra procedente, toda vez que el procesado al momento de su interposición no cuenta con otro medio idóneo para ello, y tal y como lo ha predicado la línea jurisprudencial de la Corte Suprema de Justicia”, señaló el ente de control.

El Ministerio Público sostuvo que estas acciones no eran una dilación para el proceso judicial, sino que por lo contrario, “son precisamente los derechos que tiene toda persona investigada a ejercerlos”.

La Sala de Instrucción de la Corte Suprema de Justicia investiga a Arturo Char por los delitos de concierto para delinquir y corrupción al sufragante.

Según el Alto Tribunal, el acuerdo para la compra de votos se materializó en octubre de 2017 y en él habría intervenido la condenada exsenadora Aída Merlano, quien en reiteradas ocasiones lo ha señalado de participar en este tipo de delitos.

Además de Merlano, se habrían beneficiado Lilibeth Llinás Delgado y el propio Char, quienes presuntamente llevaron a cabo, junto a miembros de la llamada casa Gerlein, una red de compra de votos que afectó los mecanismos de participación democrática en el norte del país.

Luego de pasar varios meses en la cárcel La Picota de Bogotá, actualmente Char está en la cárcel militar de Santa Marta, más exactamente en el Batallón de infantería Mecanizado No 5 General José María Córdoba.

Ahora en libertad, el excongresista estará a la espera de la continuación del proceso judicial en el Alto Tribunal.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer más