HOY DIARIO DEL MAGDALENA
Líder en la región

¡Santa Marta, la ciudad de las basuras!

Los gremios demandan del Alcalde Distrital ´mano dura´ contra la empresa paisa. El Centro de la ciudad es una asquerosidad. Por todas partes hay desechos sólidos. Llevan varios días sin recogerlos.

Santa Marta, la ciudad de las basuras. Sí. Así como lo lee. La capital del Magdalena está inundada de basuras y todo por culpa de la empresa Atesa que no las recoge y presta un mal servicio que se ve reflejado en el estado de abandono, negligencia, desidia e indiferencia con la que la empresa del grupo del industrial William Vélez tiene sumida a la capital del Magdalena.

Y lo más preocupante es que no pasa nada. La intervenida empresa Essmar manejada por EPM le ha mentido a la ciudad negando la crisis con la prestación del servicio de recolección de basuras, buscando tapar el sol con las manos. ´No le hacen nada a Atesa porque la bandeja paisa se protege, todos protegen a Atesa, compañía que se ha vuelto intocable y cuenta con corrupta protección de la Essmar. Si tuvieras un supervisor o interventor que actuara al amparo de la Ley, Atesa no se seguiría burlando de la ciudad´, dijo el líder social Ricardo Reatiga.

ES IMPERDONABLE

El panorama que muestra hoy el Centro Histórico es inaceptable. Hay montones de basuras por doquier. No hay una esquina en la que no se observe el deprimente espectáculo y en los sectores residenciales es peor, según las denuncias de los usuarios.

Aunque en este primer mes, las compañías encargadas de la prestación de los servicios públicos buscan mejorar e inician con el pie derecho en busca de cumplir los objetivos propuestos con miras en el beneficio de la población y de la imagen de Santa Marta, Aseo Técnico de la Sabana, Atesa sigue dejando mal a la capital del Magdalena

Es detestable lo que Atesa propicia en el Centro Histórico  específicamente en la calle 17 con carrera 3,  donde se observa un deprimente panorama presenciado por samarios y turistas

De igual forma, a menos de 100 metros en la calle 18, esta problemática sigue desarrollándose, formando así un ‘lago’ de basuras, destacándose entre los mismos desperdicios de comida, plásticos y cartones, contribuyendo a una imagen distorsionada de la capital, de cara a la temporada alta en la que miles de turistas arriban a Santa Marta.

EMERGENCIA SANITARIA

Por otro lado, las autoridades de salud están supremamente preocupadas por cuanto la ciudad está a un paso de vivir una emergencia sanitaria por la proliferación de residuos, específicamente en sectores de alta afluencia turística debido a la negligencia de Atesa para prestar el servicio de recolección de bsuras.

LOS PROCESOS DEL DADSA

Durante el año 2023,  a la empresa Atesa se le aperturaron 4 procesos sancionatorios por incumplimiento del plan de mantenimiento de los contenedores, en los que la ciudad contó con un total de 533 de estos dispositivos, ubicados en 32 sectores de la ciudad; de los cuales, 517 presentaron problemas de higiene, 176 estuvieron sin tapa, 102 con estructura inoperativa, 89 presentaron fugas y 8 no estuvieran en servicio; según el mismo reporte de la empresa de Atesa.

La empresa, Atesa, le dijo recientemente al alcalde Carlos Pinedo que  está dispuesta a seguir colocando al servicio de Santa Marta en este 2024, su capacidad operativa, técnica y humana, con el fin de contribuir y revisar los puntos a mejorar, planificando estrategias con la nueva administración distrital. Sobre esa propuesta asesores del alcalde Carlos Pinedo Cuello, señalaron que el mandatario no se dejará engañar.

¿ATESA TIENE CUOTA EN EL GABINETE?

En algunos círculos políticos de la ciudad sorprendió el nombramiento de Luis Gutiérrez Castillo en la Secretaría de Infraestructura quien a la sazón es el esposo de la gerente de Atesa, señora Yolanda González y ya se dice que se trata de la cuota de Atesa en el nuevo gobierno. La Secretaría de Infraestructura, por ejemplo en el tema de la reubicación, ubicación de los contenedores o el paso de los vehículos recolectores por vías de alto flujo vehicular o peatonal o en decisiones colectivas de gobierno, el citado funcionario tendría conflicto de intereses, cálculo que de pronto no tuvo en cuenta el señor Alcalde, pero despierta la curiosidad que el señor Gutiérrez termine siendo un infiltrado de Atesa en la administración que acaba de empezar. ´Eso sería la tapa de la triple botella, que esta empresa dañina para la ciudad termine con cuota en el gobierno de Pinedo Cuello. El señor Alcalde debe saber perfectamente que la ciudad está esperanzada en que tome decisiones de fondo frente a Atesa, y la única que tiene es la de decretar la caducidad del contrato leonino que se le cedió hace dos años. La administración Pinedo debe terminar además los procesos sancionatorios que se iniciaron por parte del Dadsa, no hay nada que impida que esos proceso culmine´, expresó por su parte el líder cívico David Ochoa.

¿QUÉ HIZO EN METROAGUA, VEOLIA Y LA ESSMAR?

Por otro lado, ingenieros sanitarios de la ciudad que han seguido muy de cerca la crisis del desabastecimiento de agua potable, señalaron que no se puede pasar por alto la presencia del señor Luis Gutiérrez Castillo en la administración del alcalde Carlos Pinedo Cuello. ´Una de las personas responsables de que la ciudad padezca de esta crisis de agua es el señor Gutiérrez. Él estuvo por más de 20 años en las empresas Metroagua, Veolia y Essmar manejando el tema del acueducto. Sería bueno que le rindiera cuentas a la ciudad. Eso no se sabe, ni se conoció antes, pues llegó entonces el momento de que quien tuvo que ver con esa crisis por el motivo que fuera o en razón al desempeño del cargo que tuvo, le explicara a la ciudad cuál fue su participación o tal vez porque lo que antes le parecía o no le parece. Ese debe está bueno para que el nuevo Concejo Distrital lo aborde, allá muy seguramente hay concejales inquietos que se interesen por el tema´, agregó el señor Ochoa.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer más