HOY DIARIO DEL MAGDALENA
Líder en la región

Estas son las nuevas medidas para la permanencia académica en Unimagdalena

A través de una transmisión en vivo, el Máximo Directivo de la Alma Mater explicó detalles de las condiciones de permanencia académica para los estudiantes de pregrado.

A través del Acuerdo Académico No. 27 de 2023, la Universidad del Magdalena estableció las nuevas medidas relacionadas con la permanencia académica de los estudiantes matriculados en los programas de pregrado y definió incentivos para premiar el buen rendimiento.

El documento expedido por el Consejo Académico dicta que, a partir del primer semestre de 2025, los estudiantes deberán ostentar un promedio ponderado acumulado de mínimo 300 puntos al finalizar un período y no reprobar más de tres veces una misma asignatura, para mantener su condición académica.

La reglamentación fue socializada por el doctor Pablo Vera Salazar, rector de la Universidad del Magdalena, por medio de una transmisión en vivo divulgada por el Facebook y el canal de YouTube de la Institución. Ver aquí: https://youtube.com/live/707CchSYikQ

¿Qué sucede si no alcanza el puntaje?

Existen tres situaciones posibles: primero, cuando el estudiante alcanza un promedio ponderado acumulado entre 250 y 299 puntos. En este caso, entra en situación de permanencia académica condicional, para lo cual tiene la oportunidad de solicitar por única vez el traslado de programa, de manera que no perderá el cupo.

Segundo, cuando el estudiante finaliza el período con un promedio ponderado acumulado inferior a 250 puntos pierde su condición de permanencia académica; sin embargo, puede aplicar nuevamente a un proceso de admisión en la Institución.

Tercero, el estudiante que registre una o varias asignaturas perdidas, aun cuando cumpla con el promedio ponderado acumulado mínimo de 300, solo podrá matricular estas asignaturas. Si reprueba en una cuarta ocasión, ingresa en permanencia académica condicional y podrá solicitar traslado de programa.

«El sistema de valoración del aprendizaje debe ser objetivo y responder a lo que de verdad aprende el estudiante. Esto hace parte de un rediseño del proceso de seguimiento académico que implica un nuevo formato de plan de trabajo para los profesores», aseveró el doctor Pablo Vera Salazar.

Medidas transitorias para 2024

Es importante tener en cuenta que desde 2020 se flexibilizaron las medidas académicas debido a la pandemia, entre las cuales se encuentra la inaplicabilidad del F.B.R.A. (Fuera por Bajo Rendimiento Académico) que, de no haberse hecho, en la actualidad existieran 1.645 estudiantes que perderían su condición. Por tal razón, la Alma Mater aplicará medidas transitorias en el primer y segundo semestre de 2024 para estos estudiantes.

Estas medidas consisten en que, si al finalizar el segundo período académico de 2023, el estudiante registra un promedio inferior a 300 puntos y mayor o igual a 250 puntos y no ha reprobado la misma asignatura cuatro o más veces, entra en situación de permanencia académica condicional y debe acogerse a las disposiciones enunciadas en el artículo 15 del mencionado Acuerdo Académico.

De la misma forma ocurrirá con los estudiantes que, a pesar de haber alcanzado o superado los 300 puntos en su promedio acumulado, registre una o varias asignaturas perdidas por cuatro veces o más. Para este caso, aplicarán las medidas del artículo 16 del Acuerdo.

Una tercera situación en el marco de las medidas transitorias puede ser que un estudiante haya finalizado el segundo semestre de 2023 con un promedio entre 250 y 299 puntos, además de tener una o más asignaturas perdidas por cuatro veces como mínimo. De esta forma, se amparará por las medidas enunciadas en el artículo 17.

Finalmente, quien no alcance los 250 puntos al haber finalizado el segundo período de 2023 o quien no logre obtener este mismo puntaje al término de la aplicación de las medidas transitorias, pierde su condición académica de estudiante, pero puede aplicar a un nuevo proceso de admisión.

Incentivos y otras disposiciones

El Acuerdo Académico No. 27 también establece otras disposiciones relacionadas a la asistencia a clases y cancelación de asignaturas, así como define los incentivos y exoneraciones para quienes se destaquen por buen rendimiento académico.

Es importante tener en cuenta que la asistencia a clases es obligatoria en un 100 %. Cuando existan situaciones fortuitas o de fuerza mayor que impliquen inasistencias superiores al 20 %, estas deberán estar debidamente justificadas.

La cancelación de asignaturas estará habilitada hasta la octava semana del período académico, excepto las correspondientes a consultorio jurídico, prácticas pedagógicas, clínicas, no clínicas y profesionales, para las cuales no aplica la medida, salvo caso fortuito o de fuerza mayor.

Las asignaturas incorporarán como asistencia, si así lo permiten, el ingreso y las interacciones que el estudiante realice en la plataforma Brightspace. Así pues, el plan de trabajo de los docentes contemplará el uso de este campus virtual para desarrollar actividades de aprendizaje.

Por otro lado, UNIMAGDALENA establece un sistema de incentivos a partir del primer semestre de 2024, para estudiantes con méritos académicos. “Necesitamos exaltar a quienes hacen el esfuerzo de verdad y buscan ser los mejores profesionales», aseguró el rector Pablo Vera Salazar.

En este sentido, al mejor promedio ponderado semestral, superior a 400 puntos, se le otorgará un 5 % de descuento, que será acumulable cada vez que cumpla con las condiciones del Acuerdo Académico, con el propósito de motivar su educación continua.

Así mismo, el estudiante con mejor promedio semestral en cinco o más ocasiones será exonerado de la modalidad de trabajo de grado y si está adscrito al Programa de Derecho tendrá este beneficio en el examen de suficiencia.

En aras de brindar garantías durante la aplicación de las nuevas medidas académicas, UNIMAGDALENA cuenta con un sistema de bienestar que vela por la permanencia y proporciona acompañamiento mediante iniciativas, planes, programas, proyectos y servicios para los estudiantes, como talleres, pruebas vocacionales, monitorías, entre otros.

De esta forma, UNIMAGDALENA le apunta a consolidar un mejor sistema educativo que esté en consonancia con el propósito estratégico de calidad consignado en el Plan de Desarrollo 2030, con el fin de educar a profesionales idóneos y responsables para el territorio.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer más