HOY DIARIO DEL MAGDALENA
Líder en la región

“Nadie tiene mejor sentido del humor que Dios”: Alberto Linero

Alberto Linero se encuentra celebrando los 20 años de su proyecto ‘El man está vivo y está contigo’, con el cual ha llegado a muchas personas, invitándolos a tener un mayor acercamiento a Dios y consigo mismo.

Por
SERGIO
VILLAMIZAR D.

Ya son 20 años los que cumple ‘El man está vivo’, un trabajo diario que Alberto Linero ha venido desarrollando para que cada vez más personas logren encontrar la paz y la tranquilidad.

Una forma en la que Linero creó comunidad para quienes desean mantenerse firmes en estos tiempos actuales, logrando pasar del libro a una experiencia espiritual, con esa mirada de alegría que siempre ha presentado sobre Jesús de Nazareth.

‘El man está vivo y está contigo’, es una edición de 20 años de reflexiones y oraciones, con palabras de aliento para cada momento de la vida, desde las situaciones más mundanas y comunes, hasta esos encuentros de oración sublimes. Un libro que pretende ser de consulta continua.

Alberto Linero habló con Colprensa sobre este nuevo libro, así como los 20 años de ‘El man está vivo’, mientras se encuentra escribiendo lo que será su primera novela.

 

MENSAJES DE FE Y ORACIÓN

¿De que se trata ‘El man está vivo y está contigo’?

“Es un acompañamiento espiritual a las personas por medio de lo que llamamos un oracional, con una oración de la mañana, una oración de la noche, una reflexión y una tarde o misión del día. Durante 20 años lo hemos realizado con mucho éxito, que le ha causado mucho bien a la gente, con centenares de testimonios de cosas bonitas que ha generado en la gente, por lo que en estos 20 años decidimos escribir un texto conmemorativo”.

¿Cómo fue la construcción de este texto conmemorativo?

“Fue seleccionar las que creímos las mejores reflexiones y oraciones. Pero todos sabemos que toda selección es arbitraria, pero lo intentamos hacer lo mejor posible y creo que logramos tener la acogida de la gente, al ser un texto con un lenguaje muy coloquial, existencia, tiene que ver con lo que la gente vive cotidianamente. Es una manera de presentar a Dios más cercano, que de alguna manera está más interesado en el ser humano”.

¿Ese lenguaje ‘coloquial’ hace parte de este éxito de 20 años?

“Creo que sí, siento que durante muchos años nos presentaron un Dios que era muy lejano a nosotros, con un lenguaje que no entendíamos, unos temas que nada tiene que ver con la vida. Yo he hecho un esfuerzo por recuperar la cercanía de Dios de la Biblia, cercanía del Dios que se encarna en Jesús, que es un Dios muy coloquial, que tiene que ver con nuestra vida diaria, que tiene que ver con todo lo que somos y que responde a nuestras preguntas más primarias. Es lo que hemos hecho y ha resultado”.

¿En un mundo cada vez más cambiante?

“Una de las cosas chéveres que he podido comprobar, es que ni el mundo es el mismo, ni yo soy el mismo, pero tampoco mi espiritualidad es la misma, se han presentado muchos cambios y eso es maravilloso. En este trabajo de recopilar y hacer la selección para este libro, me he encarado con frases que yo ya no diría en este momento. Expresiones que son un poco dogmáticas, que incluso pueden ser un poco discriminatorias, lo que lo hace emocionante el poder comprobar que la espiritualidad va al ritmo del corazón humano, que a veces late más rápido, otras más lento, pero que siempre se está transformando”.

¿Algunos pueden pensar que eso es traicionarse a sí mismo?

“Uno en la vida tiene unos innegociables, que realmente son pocos, solo los fanáticos creen que todo es innegociable. La gran mayoría son cosas que están en el devenir y forman parte de la constante transformación humana. No podemos estar anclándonos constantemente a cosas, a verdades, se debe ser más abierto y dejarse mover por el espíritu que renueva todo”.

 

CON SUS LECTORES

¿Cómo ha sido la retroalimentación con sus lectores en estos 20 años?

“Cariño puro.  Yo tengo que decir que a mí la gente me aprecia, me quiere. Claro que no falta quien me mienta la madre, pero la mayoría de personas con las que me encuentro son muy amables conmigo, recibo muchos agradecimientos que me emocionan, que me hacen creer que lo que estoy haciendo es algo bueno, que es serio. Más si tienes en cuenta que no soy de ir a lugares muy privilegiados, yo me la paso por el Chocó o cualquier región del país y me encuentro con todo el cariño de la gente”.

¿Reflexiones y oraciones para los momentos más difíciles de la vida?

“Es donde más debemos demostrar que creemos en Dios. Donde más debemos creer en Dios es en nuestros momentos más complejos, los más difíciles. Cuando las cosas van muy bien es fácil creer en Dios, lo difícil es cuando pese al dolor, que las cosas no te salen, que hay rabia y hasta violencia, no dejas de creer. Es lo que nos permite seguir adelante a pesar de todo”.

¿En un país de altos niveles de violencia intrafamiliar…?

Es lo más triste, y debemos reconocer que tenemos serios problemas de salud mental, tenemos problemas emocionales muy serios y no queremos pararles bolas, porque creemos que eso no es importante, pero hay que ver las estadísticas que son terribles. Necesitamos entender que sí no tenemos un diálogo interior sano, sí no tenemos un buen manejo de las emociones, sí no sabemos resolver nuestros conflictos, no vamos a dejar de vivir en este tropel constante y donde creemos que la violencia, de cualquier, tipo es la única solución.

Me duele ver cómo la gente critica el odio, odiando. Eso se puede ver bien en las redes sociales donde la gente critica el odio, la guerra y la violencia, con más odio, más guerra y más violencia. Todo esto tiene que ver sin duda con la dimensión espiritual”.

¿Es difícil establecer ese diálogo con nosotros mismos?

“Claro, porque muchas veces nosotros somos ajenos a nosotros mismos. Nosotros vivimos del ego, y el ego es el relato embustero que nos decimos cuando nos encontramos en situaciones de inferioridad. Hay que tener mucho cuidado, porque el ego nos engaña siempre, no nos permite descubrirnos, y cuando no nos permite esto, nos rechazamos, y por eso nos cuesta tanto hablar con nosotros mismos”.

¿El humor también es importante para lo espiritual…?

“Nadie tiene mejor sentido del humor que Dios. Si alguien sabe reír es Dios, y nosotros también necesitamos aprender a reír, teniendo claro los límites de la dignidad, no haciendo del humor una manera de destruir al otro, pero riendo, porque sólo sabe reír quién sabe reírse de sí mismo”.

¿La soltería es una opción?

“Nadie está obligado a tener pareja. Nadie está obligado a vivir en pareja si las cosas no funcionan. Durante muchos años nos hicieron creer que no tener pareja era una desgracia, pero a veces resulta mejor estar solo que mal acompañado. Cuando se tiene pareja hay que trabajar mucho para que la relación funcione y la relación sea feliz, porque uno convive en pareja para que los dos sean felices”.

¿Cuál será el próximo libro?

“Estoy trabajando en mi primera novela, en la que quiero hablar de pareja, desde lo que estoy viviendo ahora, ya como esposo y con una pareja con la que estoy construyendo una vida. Estoy en esas primeras lecturas con mis fichas bibliográficas, con citas a mano, como buen dinosaurio que soy. Es la historia de mi abuela materna que es una mujer muy interesante, así que la estoy trabajando con calma”.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. AceptarLeer más