HOY DIARIO DEL MAGDALENA
Líder en la región

¡La Navidad… época del reencuentro y perdón!

Es el momento propicio para que la unidad familiar ante el pesebre o el arbolito de luces multicolores recuerde situaciones de alegría, donde se degusta los buñuelos y la natilla.

POR:
TONNY
PÉREZ MIER

Cuando Jaime Oviedo García, residente en Santa Marta hace 15 años, escucha las Cuatro Fiestas en la versión de Nury Borrás con Adolfo Echeverría y el Cuarteto del Mónaco, de inmediato se transporta a su querido barrio Las Nieves de Barranquilla, donde se ‘pinta’ disfrutando con su ‘gallada’ de antaño.

Igual, sucede con Omar Enrique Pérez, al escuchar el Burrito Sabanero, por las Gaitas de Simón Díaz acompañado por la Coral Infantil de Venezuela, de inmediato se acuerda del barrio La Concepción de su amada Astrea, se queda pensativo y evoca viejos tiempo cuando en pantalones cortos corría por sus calles destapadas.

Son dos de tantas canciones que nos dicen que llegó Navidad, la época más linda del año, donde todos corren al reencuentro con esos seres queridos que tenían tiempo que no veían, donde se degusta la natilla, los buñuelos y la chicha de maíz.

Es la época del perdón, de festejar en grupo y en familia, al compás de muchas canciones que nos traen gratos recuerdos de tiempo pasados, de tiempo inmemoriales, que muchas veces no causan pesar al acordarnos de un amigo o de un familiar que ya no está con nosotros.

A quien no se le eriza la piel escuchando Domingo 24 en la voz y el acordeón de Lisandro Meza; Aguinaldo Navideño entonado por ese dúo maravilloso compuesto por Boby Cruz y Richie Ray y Aires de Navidad (Asalto Navideño), en la voz del cantante de los cantantes Héctor Lavoe acompañado de la orquesta de Willie Colón.

Pero si nos vamos más cerca, que grato escuchar Arbolito de Navidad en la voz del Jilguero de la Sierra Nevada de Santa Marta, el cienaguero Guillermo de Jesús Buitrago; Mensaje de Navidad en la voz del inmortal Diomedes Díaz; Navidad del Binomio de Oro que se trata de un potpurrí de situaciones que recuerdan con nostalgia y alegría esta fecha.

Como no recordar al Jilguero de América, Jorge Oñate con su Lindo Diciembre; Los Diablitos, Omar Geles y Alex Manga con sus Vientos de Navidad; Cantares de Navidad con Rodolfo Aicardi y Los Hispanos y Navidad de Guayacán Orquesta, son canciones que nunca pasan de moda y cada vez que las escuchamos en los diciembres nos hacen recordar que estamos en Navidad, que debemos portarnos bien.

Pero, quizás, el mayor fervor lo sentimos cuando por las emisoras de una cadena radial, escuchamos la voz de ese barítono como lo es Mike Char, cuando a todo pulmón, nos recuerda que ‘desde septiembre se siente que vienes diciembre’, una ‘gota fría’, nos recorre todo el cuerpo, de la cabeza hasta los pies, se nos eriza la piel y se viene la nostalgia.

TAMBORAS Y VILLANCICOS

En muchas poblaciones ribereñas, en la Depresión Momposina, en los sures de los departamentos del Magdalena, Cesar y Bolívar, son muy dados para esta época a hacer bailes con tamboras donde todos, el núcleo familiar se reúne y baila al compás de los tambores y las palmas.

Época propicia para el Chandé en los pueblos ribereños, donde la pareja, es decir, la mujer abre el baile y el hombre trata de seguirle el paso en medio del repique de tambores ejecutados magistralmente por nuestros abuelos que no dejan morir esta tradición, que se da precisamente para esta fecha y los carnavales.

Pero en la gran ciudad, no podemos olvidarnos de los villancicos, que quizás son las canciones que más hacen sentir al fervor familiar, porque delante del pesebre o el arbolito con luces multicolores se entonan esas canciones líricas como Vamos, Vamos Pastorcitos; a la Nanita Nana, Arre Borriquito, Hacia Belén va una burra, entre otros, todos de gratas recordaciones.

Pero lo más sublime es ver a nuestros hijos menores, a nuestros nietos tratando de llevar el compás de la música de los villancicos en sus dulzainas, panderetas y otros objetos que alegran los momentos en que se reza la Novena de Navidad que termina el 24 de diciembre con la entrega de regalos, jugos y buñuelos para todos los asistentes.

FECHA ESPERADA

Para el investigador del género vallenato, asesor cultural y docente Silvio Modesto Echeverría, la Navidad es una fecha que esperan los latinoamericanos con gran ansiedad para poder compartir con sus familiares ratos de expansión o de recogimiento. Muchos con anhelos para que este año que termina esperan que se lleve todos los pesares o contratiempos que hayan tenido y partir para un futuro mejor.

El término Natividad ha sido sincopado con el beneplácito de la Real Academia de la Lengua Española en su Diccionario de la Lengua lo define como acto de nacer. En el mundo cristiano, festividad anual con la que se conmemora el nacimiento de Jesucristo.

“Tiempo comprendido entre la Nochebuena y la festividad de los Reyes Magos. Año de edad de una persona. La verdad es que éste es un periodo que han utilizado los grandes escritores, compositores y músicos famosos para inspirarse y producir lo mejor de ellos, es así como se conocen cuentos famosos dedicados a la natividad, óperas famosas, canciones del folclor latinoamericano al igual que los compositores del folclor del Magdalena Grande y de la costa que salen a relucir en este periodo”, dijo.

“De Natividad pasó a ser Navidad, sincopando el término el que emplean con mucha frecuencia olvidándose del verdadero vocablo y al que compositores de Valledupar, Cesar, Guajira y el propio Magdalena, las sabanas de Córdoba, Sucre, Bolívar y el Atlántico sacan a relucir en canciones que llevan años de ser expuestas al oyente. Sea Natividad o Navidad, es una fiesta o período que jamás pasará de moda”, precisó.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. AceptarLeer más