HOY DIARIO DEL MAGDALENA
Líder en la región

Saúl Severini ´prenderá´ su ventilador sobre sus nexos con políticos y empresarios

La Sala de Definición de la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP) dio un último plazo de 10 días al exjefe del paramilitarismo en el Magdalena, Saúl Severini Caballero, hombre cercano a ‘Jorge 40′, para que ajuste su compromiso de aporte a la verdad, con miras a que se evalúe si es aceptado en condición de tercero civil o “bisagra”, tal como ocurrió con Salvatore Mancuso.

La decisión de la magistratura se produjo al estudiar el documento entregado por el exparamilitar que tuvo gran influencia en municipios como Pivijay, concluyendo que a pesar de que ofrece hablar de “ganaderos, políticos y empresarios” del Magdalena y el Atlántico y su vínculos con las AUC, no resulta claro cuáles fueron sus aportes a ese aparato previo a su ingreso como miembro paramilitar.

Precisamente, con miras a determinar qué tipo de nexos tuvo y por cuánto tiempo, la magistratura ordenó a Severini entregar en el término señalado arriba, un video o varios videos con distintos puntos concretos frente a los que tendrá que anticipar qué verdad puede aportar.

Los temas que el exjefe paramilitar y gran conocedor de ese fenómeno delincuencial en el Magdalena deberá contarle y ampliarle a la JEP fueron definidos, siendo el primero de ellos informar a partir de cuándo financió o contribuyó inicialmente con los paramilitares en ese departamento y qué otras personas conoció que financiaron al Bloque Norte de las AUC.

“Revelará quiénes contribuyeron con recursos económicos, logísticos o de otra especie, para la instalación del Bloque Norte de las AUC en el municipio de Pivijay, así como en municipios vecinos. Hará referencia tanto a los terceros, como a los agentes del Estado no integrantes de la fuerza pública. Suministrará los nombres, los roles y cargos que desempeñaban, así como las empresas, gremios o corporaciones que representaban o de las cuales formaban parte” señaló la JEP.

Además, tendrá que informar si sirvió de testaferro al mentado grupo armado ilegal y si se alió con ellos para apropiarse de tierras mediante el desplazamiento forzado de campesinos, o con fines económicos.

Por otra parte, ya en su rol de paramilitar y con miras a que se establezca si tuvo el rol de “bisagra” entre las AUC y el estado, Saúl Severini deberá informarle a la JEP su eventual rol en materia logística y operacional del Bloque Norte en el Magdalena en alianza con la Fuerza Pública, y ampliando sus menciones en contra de un coronel llamado Luis Alejandro Ruiz y un mayor de apellido Montoya, así como el supuesto retiro de tropas en Pivijay en 1998 como lo anticipó.

Frente a los políticos y empresarios, la jurisdicción ordenó a Severini Caballero entregar los nombres de quienes hayan participado en pactos criminales como el de Chivolo sin que aún hayan sido procesados, funcionarios de la Registraduría que hayan participado de fraude en las elecciones entre 2001 y 2007, así como profundizar en la mención que hizo sobre la elección del presidente de Fedegán.

“Manifestó en su propuesta que junto con los señores alias ‘Jorge 40′ y Salvatore Mancuso, tenía conocimiento de la forma en que se dio la elección del señor José Félix Lafaurie como presidente ejecutivo de la Federación Colombiana de Ganaderos – Fedegan en el año 2004. Señale en qué circunstancias ocurrió ese nombramiento, para qué y todo lo que le conste al respecto, de lo cual allegará pruebas” ordenó la jurisdicción.

Finalmente, deberá informarle a la JEP si posee información sobre eventuales fosas clandestinas con posible presencia de cadáveres, así como su plan de reparación y restauración hacia las víctimas./W Radio

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer más