HOY DIARIO DEL MAGDALENA
Líder en la región

Sicarios le dieron bala a dos amigos, uno murió

La víctima se desempeñaba como mecánico de motos.

En la noche de ayer, el barrio Bastidas, en el nororiente de Santa Marta, se vio sacudido por un violento suceso que dejó a una familia consternada y dolida en vísperas de la noche de navidad.

Arturo Fernández Escorcia, quien era apodado como ‘Arturito’ o ‘Arturo Locura’, fue víctima de un ataque a bala que terminó con su vida de manera instantánea. A su lado, Gilberto Vides, adulto que se encontraba muy cerca y resultó herido.

Los hechos se desencadenaron mientras ambos hombres charlaban tranquilamente en las afueras de una vivienda, ubicada en la parte trasera de una institución educativa del sector. Sin previo aviso, dos individuos a bordo de una motocicleta se acercaron rápidamente y abrieron fuego contra ellos.

En el menor tiempo posible ‘Arturito’ y ‘Gilberto’ fueron llevados hasta la sala de urgencias de la clínica Los Nogales, en donde los médicos de turno informaron que Fernández Escorcia había ingresado sin signos vitales. En cuanto a Vides, fueron estabilizados sus signos vitales y lo dejaron en la sala de observación.

Las autoridades han iniciado una investigación exhaustiva para esclarecer los motivos detrás de este crimen y dar con los responsables. Se especula sobre posibles móviles relacionados con ajustes de cuentas o disputas personales, aunque aún no hay confirmación oficial al respecto.

Mientras tanto, el barrio Bastidas y la comunidad en general claman por  seguridad, esperando que se tomen medidas para evitar futuros actos de violencia en la zona.

Funcionarios de la unidad móvil de criminalística de la Policía Judicial llevaron a cabo la inspección técnica del cadáver para luego llevar el mismo a la morgue de Medicina Legal y Ciencias Forenses, en donde le practicarán la necropsia de rigor.

4 ATENTADO EN 12 HORAS

En una serie de eventos alarmantes, Santa Marta ha sido testigo de un aumento preocupante de la violencia en las últimas 12 horas. El barrio Bastidas fue escenario del cuarto atentado en este lapso, marcando un sombrío récord de tres muertos y dos heridos en tan corto tiempo.

Con este reciente episodio, las autoridades de Santa Marta intensifican sus esfuerzos para esclarecer los hechos y garantizar la seguridad de los ciudadanos. La comunidad, sumida en el dolor y la incertidumbre, exige medidas urgentes para frenar esta ola de violencia que ha dejado a muchas familias de luto y a la ciudad en estado de alerta.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer más