HOY DIARIO DEL MAGDALENA
Líder en la región

Armada incautó casi media tonelada de coca

La Armada de Colombia informó sobre el resultado de dos operaciones marítimas en las que sus unidades, asociadas con la Fuerza Aeroespacial Colombiana, lograron en el Caribe colombiano la incautación de más de 448 kilogramos de clorhidrato de cocaína.

La primera operación, de acuerdo con la Fuerza Naval del Caribe, se logró cuando tripulantes de la Estación de Guardacostas de Santa Marta (Magdalena) recibieron una llamada de alerta de parte del oficial de protección de un puerto. La comunicación señaló que había «polizones a bordo de una embarcación» en Puerto Bolívar, en La Guajira.

«De inmediato, se desplegó una unidad de Guardacostas para verificar la situación, hallando dos sujetos en el interior del sistema de anclaje, con cinco costales de color negro que al parecer contenían sustancias ilícitas», destacó un comunicado de la Armada.

De acuerdo con el capitán de navío Julián Cuartas López, comandante del Grupo de Guardacostas del Caribe, los dos individuos fueron capturados. «Pretendían ocultar el alijo en un compartimento de una embarcación de alto bordo», mencionó el oficial, quien añadió que las personas y el material fueron entregados a las autoridades competentes.

«Los dos sujetos y el material incautado fueron transportados hasta el muelle de Riohacha, donde funcionarios del Cuerpo Técnico de Investigación (CTI) de la Fiscalía realizaron la Prueba de Identificación Preliminar Homologada (PIPH), la cual arrojó positivo para 128,9 kilogramos de clorhidrato de cocaína», añadió la Fuerza Naval.

La segunda operación ocurrió a 106 millas náuticas de Santa Marta, donde se reportó que una embarcación se había volcado. Unidades de guardacostas, con apoyo de patrullero marítimos de Aviación Naval, una aeronave de la Fuerza Aeroespacial y una plataforma aérea de Estados Unidos, empezar con la búsqueda.

Ya en el mar, las autoridades encontraron la embarcación que había sufrido el accidente, así como trece sacos flotando a su alrededor. El material fue levantado del agua y transportado hasta la capital de Magdalena, donde se aplicó la PIPH, que arrojó como resultado positivo para más de 319 kilos de clorhidrato de cocaína.

Según el capitán Cuartas, las operaciones permitieron «afectar significativamente» las finanzas de las organizaciones criminales. La Armada calcula que la incautación impide el ingreso de más de quince millones de dólares a las «estructuras logísticas y financieras» de los grupos ilegales.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. AceptarLeer más