HOY DIARIO DEL MAGDALENA
Líder en la región

Billboard-Sociales

Prepare su botiquín para las vacaciones de fin de año

Viajar de vacaciones permite salir de la rutina y desconectarse del día a día lo que puede llegar a hacer sentir a algunas personas ciertos malestares causados por el cambio de dieta o clima. Muchos de estos pueden ser atendidos fácilmente con un botiquín bien equipado sin necesidad de dañar las vacaciones.

“Es un hecho que durante las temporadas de vacaciones las salas de urgencias reciben más pacientes y esto sucede muchas veces en centros médicos que no están preparados para un alto flujo de personas. Un porcentaje de casos puede ser atendido en casa por el paciente en compañía de su núcleo cercano, por eso es importante que las personas conozcan cuáles son las herramientas más efectivas para sanar sus malestares, y que se equipen con lo necesario para disfrutar de sus viajes, siempre es mejor prevenir”, explicó Angela María Daza, directora médica en Colombia de Sanofi CHC.

LA RINITIS ALÉRGICA

Quienes viven en tierra fría como Bogotá y viajan a un destino de tierra caliente pueden sufrir de rinitis alérgica causada por el contacto con aires acondicionados y cambios bruscos de temperatura. Puede suceder lo mismo para quien vive en tierra caliente y no está acostumbrado a las bajas temperaturas nocturnas o polución de la capital.

De igual forma la picadura de un insecto puede generar reacciones alérgicas. Un medicamento antihistamínico de venta libre puede ser de utilidad en estos casos, siempre y cuando se sigan las indicaciones del fabricante.

MALESTARES ESTOMACALES

Consumir alimentos que no están debidamente cocidos o que no forman parte de la dieta habitual, así como beber agua de la llave puede provocar desbalances en la flora intestinal que alteran el buen funcionamiento del intestino y desencadenan en diarrea o vómito.

Para este caso será fundamental incluir en el botiquín un medicamento que tenga la capacidad de restaurar el equilibrio de la flora intestinal.

Lo anterior, sumado a una alimentación blanda y buena hidratación oral, así como el uso de sueros de rehidratación oral será un tratamiento efectivo.

DOLOR ABDOMINAL

Además de diarrea, la intoxicación puede estar acompañada de fuertes retorcijones de estómago que pueden ser aliviados con un antiespasmódico abdominal, por lo que será importante añadir este recurso al botiquín de viaje. Sin embargo, si el dolor es muy fuerte o persistente se debe recurrir al médico.

CAÍDAS Y GOLPES

En vacaciones son comunes los resbalones o caídas. En estos casos es importante que las personas cercanas evalúen la gravedad del caso, por ejemplo, ¿el paciente no puede moverse? ¿es una persona mayor que sufre de osteoporosis? En esos casos siempre recurrir al médico.

Es clave revisar si hay lesiones o sangrado y de ser el caso lavar con agua y jabón o solución salina y tener a la mano gasas o curitas en el botiquín.

Recomendaciones para el armado de un buen botiquín de viaje:   Suero fisiológico, agua oxigenada o alcohol, un antiséptico, vendas o gasas y esparadrapo.

Antiinflamatorios y analgésicos. (En el caso de golpes, es recomendable tenerlos en formato de crema o gel)

Termómetro. Probióticos y suero de rehidratación oral. Laxantes (solo debes tomarlos si es estrictamente necesario).

Protector solar de factor 30 o superior que proteja frente a las radiaciones UVA, UVB e IR-A.

Llevar repelente de insectos, curitas. En caso de alergia, antihistamínicos o medicamentos recetados por su médico.

Su medicación habitual, si se padece diabetes, asma o hipotiroidismo, es muy importante

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. AceptarLeer más