HOY DIARIO DEL MAGDALENA
Líder en la región

Hoy se define si hay acuerdo o alza por decreto para el mínimo

La expectativa de un acuerdo de aumento del salario mínimo para el 2024 está puesta este viernes en la Mesa de Concertación de Políticas Laborales y Salariales, que se reunirán en el último encuentro de este primer ciclo de negociación.

La ministra de Trabajo, Gloria Inés Ramírez, afirmó que sigue dialogando con las centrales obreras y los empresarios para llegar a un acuerdo luego que los sindicatos presentaran su propuesta del 18% de incremento salarial para los trabajadores en el 2024.

“Estamos trabajando en las reuniones bilaterales, que en última instancia son las que nos van dando los acercamientos y este viernes tendremos la mesa plena donde efectivamente haremos nuestros mejores esfuerzos y pondremos la mejor voluntad para que podamos tener un acuerdo tripartito en torno a la cifra del salario mínimo”, sostuvo.

La funcionaria destacó el consenso logrado para desindexar productos y servicios que estaban amarrados al salario mínimo.

“Hoy tenemos el consenso en la manera de desindexar 88 nuevos productos y esto es una buena noticia para los colombianos al ser una medida de protección del valor adquisitivo del salario”, manifestó.

Ramírez fue enfática en señalar que el Gobierno no tiene cifra de aumento, teniendo en cuenta que todo depende de las centrales obreras y los empresarios, si no, tenemos hasta el 30 de diciembre para definirlo por decreto.

Por su parte el presidente de la Central Unitaria de Trabajadores (CUT), Fabio Arias, indicó que ellos con su propuesta del 18% está a la espera de la propuesta de los empresarios y llegar a través del diálogo a un acuerdo.

“Nosotros seguiremos diciéndole al país que lo que más le conviene a Colombia, y a los trabajadores y en especial a los de menos de un salario mínimo que ojalá el diálogo social pueda construir un acuerdo este viernes”, sostuvo.

Subrayó que tienen la mejor voluntad de sentarse y seguir expresando la importancia del hablar y solucionar las diferencias.

“Estamos dispuestos a todo mediante el diálogo social y la construcción tripartita a eso le jalamos, vamos a esperar que proponen los empresarios, todas las opciones se pueden manejar sobre la base que exista espíritu de negociación, porque a quien más le sirve el diálogo social es a nosotros los trabajadores”, puntualizó.

En la mesa de negociación los trabajadores han pedido un ajuste del 18%, mientras que empleadores y gremios no se han comprometido con una cifra, pero han alertado que, con los cambios que se vaticinan con la reforma laboral, están muy lejos de poder asumir un incremento de esas proporciones.

Un incremento salarial podría desencadenar un aumento inflacionario, complicando la situación económica del país. Esto dificultaría la meta de llegar a una reactivación en 2024, especialmente considerando las preocupantes cifras de 2023.

La tensión se agrava al considerar que casi el 60% de los trabajadores en Colombia están en la informalidad, y un aumento del salario mínimo podría afectar la estabilidad de estos negocios.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. AceptarLeer más