HOY DIARIO DEL MAGDALENA
Líder en la región

“Exigimos justicia, Miguel no tenía problemas con nadie”

CRIMEN EN EL PARQUE

En la noche del miércoles, seres queridos de Miguel Alfonso Castillo Vélez, víctima de homicidio el pasado lunes 11 de diciembre en el barrio El Parque, llevaron a cabo una protesta pacífica y vigilia en busca de justicia por su asesinato.

Audi Charris, pareja de Miguel Alfonso, compartió con Santa Marta Al Día que él se dedicaba a calibrar busetas en despachos de Santa Marta y residía en el mismo sector donde ocurrió el trágico suceso.

Charris afirmó: “Mi esposo no tenía problemas con nadie y carecía de antecedentes. Por eso, estamos alzando la voz para evitar que el caso quede impune y solicitamos que las autoridades se pronuncien al respecto”.

Además, relató que el día del incidente, su esposo, padre de sus dos hijas, le informó que se dirigía a la casa de un amigo recién llegado al país, sin anticipar que sería interceptado en su trayecto por agresores que le arrebataron la vida.

Con videos e imágenes, se observa cómo al menos 50 personas se congregaron en el lugar del crimen, portando pancartas, velas y globos, exigiendo a las autoridades esclarecer los hechos.

 “El barrio está muy tocado, Miguel y Mayerlis (mujer que murió por accidente de tránsito) eran jóvenes sanos y bastantes conocidos en esta zona de Santa Marta. Este diciembre no será igual sin la presencia de ellos dos”, aseveró un morador del barrio El Parque.

El homicidio se perpetró en cercanías al campo de fútbol y a pocos metros de la institución educativa del barrio El Parque, momentos en que la víctima se encontraba sentada en una de las máquinas de hacer ejercicios.

De acuerdo con la información que se recopiló en el lugar, dos individuos que se transportaban en una motocicleta marca Bajaj, línea boxer y vestían chaquetas color negro, llegaron hasta donde se encontraba ‘Miguelón’, y el que hacía las veces de parrillero, se le acercó.

Según uno de los jóvenes que en ese momento acompañaba a Castillo Vélez, el desconocido desenfundó un arma de fuego y sin mediar palabras le disparó en dos oportunidades a la altura de la cabeza, heridas que le produjeron la muerte de forma instantánea.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. AceptarLeer más