HOY DIARIO DEL MAGDALENA
Líder en la región

Exigen justicia por crimen de los hermanos Cadavid

SEIS AÑOS DESPUÉS

El presunto responsable está huyendo de la justicia y piden a las autoridades que lo ubiquen.

Una familia en Santa Marta atraviesa un verdadero calvario tras perder a dos de sus miembros en un trágico hecho de intolerancia donde fueron apuñalados por un individuo. La situación se vuelve aún más desgarradora por la ineficacia de las autoridades, que a pesar de tener la identificación del presunto agresor, aún no han logrado capturarlo.

Ricardo Elías Cadavid, hermano de las víctimas, relató que el caso  que rodearon el fatídico día en el que sus seres queridos perdieron la vida, y la lucha constante que enfrenta para alcanzar la justicia que tanto anhela, tuvieron lugar el 2 de diciembre de 2017, cuando sus hermanos Fabián Barbosa Cadavid y Neider Barbosa Cadavid se encontraban reunidos con amigos dentro de un billar en el corregimiento de Bonda.

El presunto agresor, identificado como Hernán Carrascal y conocido como ‘El Cachaco Hernán’, originario de Ocaña, desató una pelea por motivos desconocidos.

 “Carrascal tomó un cuchillo y atacó a uno de mis hermanos, indicó Ricardo, quien al ver a su hermano herido, se aproximó para ayudarlo, momento en el que el agresor también lo apuñaló, causando la muerte de ambos”, manifestó Ricardo Cadavid.

Tras el doble homicidio, el agresor huyó del lugar y, aunque se rumoreó su captura en la frontera con Venezuela, esta información no fue confirmada.

«El día del asesinato, el agresor llegó al billar en una camioneta de placas GDB-116, la cual fue retenida por las autoridades. Sin embargo, un familiar del agresor se la llevó a Ocaña. Esa persona no tenía familia en Santa Marta, solo su esposa, quien se marchó de la ciudad tras el suceso», añadió Cadavid.

Después de seis años de incertidumbre, el hermano de las víctimas exige a las autoridades que reanuden la investigación y que el asesino de sus hermanos responda por el doble crimen.

«Buscamos justicia. Cada diciembre, recordamos el dolor de la pérdida de mis hermanos y la incertidumbre de que el culpable esté en libertad. Ellos eran personas pacíficas, no se metían en problemas», concluyó Ricardo.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer más