HOY DIARIO DEL MAGDALENA
Líder en la región

Más de $20 mil millones en maquinaria amarilla para distritos de riego

Asociaciones de pequeños usuarios de la Zona Bananera del Magdalena recibieron por parte de la Agencia de Desarrollo Rural (ADR), la más grande inversión en las últimas tres décadas por $23.000 millones.

La entrega se hizo oficial en la vereda La Mira, corregimiento de Sevillano, municipio de Ciénaga, por parte del vicepresidente de Integración Productiva de la ADR, Mario Alexander Moreno, quien visitó el Distrito de Riego de Río Frío y donde entregó maquinaria amarilla por más de $6.200 millones, y acciones de modernización, rehabilitación y complementación por más de $14.000 millones.

Esta inversión beneficiará a más de mil usuarios de Aracataca, Tucurinca y Río Frío y fortalecerá el suministro de agua para riego, mantenimiento y conservación de infraestructura de drenaje y obras para el control de inundaciones.

Además, impacta a los distritos de riego de Asoriofrío, Usoaracataca y AsoTucuringa, y consta de tres retroexcavadoras amarillas, dos vibrocompactadores, tres volquetas y dos retrocargadores, y beneficia a más de 3.000 habitantes de la Zona Bananera.

“Desde 1989 no se hacía una inversión que superará los $23.000 millones en esta zona del Magdalena. Son 10 máquinas para tecnificar el campo y obras de rehabilitación en tres Distritos de Riego, una inversión estratégica e histórica”, aseguró el funcionario Mario Alexander Moreno.

Las obras de rehabilitación se realizaron en el canal de riego Goenaga Norte, en sectores críticos por $2.757 millones; modernización del sistema de riego presurizado automatizado para los sectores Loco, María Teresa y Pantoja-Primera etapa en el distrito de Río Frío por $6.804 millones; y obras para la rehabilitación de la bocatoma de Tucurinca Nuevo y el canal de riego en el sector Cuatro Bocas a Ocho Bocas por $4.502 millones.

“La ejecución de obras de rehabilitación y adecuación tiene como fin desarrollar el campo magdalenense, tierra fértil de la que nacen cultivos de palma, banano, plátano popocho, mango, maíz, yuca, ñame, ahuyama, arroz, limón, papaya, guayaba y torombolo. Estas acciones contribuyen a la tecnificación del campo y la soberanía alimentaria”, dijo Moreno.

Y agregó: “Para este Gobierno el agua es fuente de progreso. Justamente, en el Plan Nacional de Desarrollo, “Colombia potencia mundial de la vida”, el primer eje de transformación es el agua, las personas y la biodiversidad como soporte de vida. El agua es un eje para armonizar actividades productivas y es allí donde los Distritos de Riego y Drenaje toman un papel fundamental en el desarrollo del agro colombiano y la irrigación del agua para productores y campesinos de forma justa”.

Las comunidades beneficiadas incluyen a población históricamente olvidada, campesinos, víctimas y desplazados por la violencia, mujeres, jóvenes rurales, adultos mayores, comunidades negras, y personas en condición de discapacidad, quienes podrán hacer uso de las tierras con fines productivos en cultivos de palma, banano, arroz, principalmente.

José Daza Campo, líder de la zona, manifestó: “Este Gobierno está haciendo cumplir el mandato popular. El campesino no había tenido el apoyo financiero y ahora las cosas comenzaron a cambiar y están cambiando. De esta forma estamos garantizando la seguridad alimentaria y el nacimiento de nuevas generaciones de productores”.

Otro de los beneficiados, Carlos Silva, expresó: “Con esta entrega histórica, la Reforma Rural avanza. Eso se ve reflejado en el territorio y con lo que está pasando aquí.  Es una inversión que no se hacía desde 1989”, concluyó.