HOY DIARIO DEL MAGDALENA
Líder en la región

´Ir hoy al fútbol hoy parece que se fuera a una guerra´

Los bochornosos hechos presentados en la noche del sábado en Palmaseca, en el juego entre Deportivo Cali y Atlético Junior dejó lamentables sucesos. Entre ellos, la agresión a la que fue víctima el técnico del conjunto Jaime De la Pava, quien salió con una herida en la frente.

Así lo denunció el entrenador de los Azucareros en rueda de prensa, tras el partido, que tuvo que darse por finalizado por falta de garantías, según el árbitro David Espinoza, cuando faltaban 16 minutos para concluir el tiempo reglamentario, por lo que el juego lo ganó la visita 0-2.

La decisión del réferi se debe a que hinchas furiosos del Deportivo Cali invadieron la cancha, luego de que el juez Espinoza anulara un gol del boliviano Luis Haquín, que significaba el parcial 1-2 del partido. Además, los aficionados a parte de meterse al gramado, también lanzaron objetos hacia los árbitros y uno de estos pegó en el rostro del profesor Jaime de la Pava.

El estratega posterior al partido, afirmó que “el juego se nos presentó en unas circunstancias muy duras y eso genera impotencia, pero llegar a los límites de la violencia es complejo”, señaló el DT

Incluso, el estratega afirmó que “a algunas personas que ingresaron a la cancha también tienen esa contusión por moneda. Esto no puede ocurrir”.

De la pava hizo un análisis corto, pero profundo, de lo que está generando el fútbol y calificó el ir a jugar como si de una batalla se tratara.

“Cuando yo llegué aquí, para el juego de Copa Betplay frente a Santa Fe (en septiembre) salimos de la Casona (sede deportiva del Cali) para el estadio y ve que hay 50 policías, uno dice vamos para un partido de fútbol o vamos para la guerra”.

De la pava precisó que la impotencia lleva al hincha a hacer estas cosas, pero rechaza absolutamente estas situaciones que atentan contra la pelota.

“Uno sabe que el hincha puede gritar, insultar, yo eso lo escucho, pero ya aprendí. El valor del respeto lo tengo claro y dentro de esos análisis que uno hace siempre tratamos de ser objetivos en el proceso. Pero estas circunstancias son difíciles y lógicamente la gente se carga. No es la forma, pero hay una impotencia importante por lo que se presentó desde el inicio del juego con la expulsión de Gustavo (Ramírez) y el gol anulado a Luis (Haquín)”.

Una crítica también le hizo De la Pava al VAR, al señalar que el gol que hizo Germán mera en el juego ante el Tolima fue legítimo, que ante el Junior a un jugador del club barranquillero debieron expulsarlo y que la roja a su jugador, Gustavo Ramírez, fue injusta.

“El Var es para mejorar, no para que se crean estas situaciones. Esperemos que al final el concepto justicia se aplique. Uno dice que el VAR llegó para que se tomen mejores decisiones, pero no sé con algunas jugadas específicas qué decisiones se toman”, explicó.

Con el Deportivo Cali eliminado y pensando en el 2024, ahora el técnico Jaime de la Pava pasa la página para afrontar el último partido del año, ante Águilas de visitante, con el firme objetivo de querer seguir dirigiendo al club pero la última palabra la tendrán los directivos del Cali.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer más