HOY DIARIO DEL MAGDALENA
Líder en la región

Deportivo Cali espera una severa sanción de Dimayor

El juego ante el equipo barranquillero Atlético Junior  tuvo que ser suspendido al minuto 75. El compromiso lo ganó por marcador de 2 goles a 0

Nuevamente la hinchada del Deportivo Cali fue protagonista por situaciones negativas. En medio del partido ante Junior de Barranquilla por la quinta fecha de los cuadrangulares, cuando iban 75 minutos, el juego tuvo que ser suspendido por “falta de garantías”, luego de que al juez David Espinosa le lanzaran objetos cuando se remitió a observar en el VAR un fuera de juego para invalidar la anotación de Luis Haquin del equipo local.

El árbitro finalmente invalidó la acción por posición ilícita de Jhon Vásquez, quien obstruyó la visual del arquero Santiago Mele. Esa situación, además de la expulsión al delantero Gustavo Ramírez en el minuto 7′, terminó de desencadenar en el mal comportamiento de la afición, pues algunos invadieron el campo de juego y fueron a buscar directamente a Espinosa. Ante esto, dio por terminado el encuentro y a continuación hubo complicaciones para que pudiera salir por el túnel hacia los vestuarios, ya que continuaron lanzando objetos, incluso una moneda impactó en el entrenador Jaime de La Pava.

“El juego se nos presentó en unas circunstancias muy duras y eso genera impotencia, pero llegar a los límites de la violencia es complejo. Saliendo, me pegaron con una moneda y me abrió un poco. Esto no puede ocurrir, cuando uno sale para el estadio ve que hay 50 policías y uno dice ‘vamos para un partido de fútbol o vamos para la guerra’. El hincha puede gritar y hasta insultar, pero todos debemos tener equilibrio”, dijo el técnico del cuadro Azucarero.

¿Qué sanción podría recibir el Cali?

Según los artículos del código disciplinario, al Deportivo Cali le podrían aplicar varios ítems y, como si fuera poco, por un tema de reincidencia, le costaría una sanción mucho más ejemplar que podría terminar con seis fechas sin público o más y una multa monetaria que superaría los 15 millones de pesos. Es de mencionar que, de acuerdo con el artículo 84, la responsabilidad en la conducta del público es de la institución.

 “La conducta impropia de los espectadores que genere desórdenes antes, durante o después de un partido, en el estadio, dará lugar a la sanción del club consistente en amonestación o a la suspensión de la plaza de una (1) a tres (3) fechas”, menciona el CDU. “En caso de suspensión al club respectivo se le impondrá multa de ocho (8) a diez (10) salarios mínimos mensuales legales vigentes al momento de la infracción”, agrega.

“Cuando el público invada la cancha se sancionará al club local con suspensión de la plaza de una (1) a tres (3) fechas. Si como consecuencia de la invasión se retardare o impidiere el normal desarrollo del partido, la suspensión será de dos (2) a cuatro (4) fechas”, complementa al respecto.

Al Cali, en agosto lo sancionaron con el cierre parcial de la tribuna sur de su estadio por cuatro fechas y una multa económica de 13.900.000 millones de pesos. Por su parte, hace un año el equipo sufrió el cierre de su escenario deportivo por la invasión de sus hinchas al estadio 12 de Octubre de Tuluá, cuando el entrenador era Mayer Candelo. En esa oportunidad, dicha conducta acarreó en 5 fechas a puerta cerrada y 15 millones de multa.