HOY DIARIO DEL MAGDALENA
Líder en la región

Nicolás Petro contraataca ante la Comisión de Disciplina Judicial

Recordemos que el fiscal Mario Andrés Burgos es investigado por supuestamente violar la reserva sumarial, filtración del interrogatorio de indiciado a Nicolás Petro cuando fue capturado el 29 de julio pasado, haber ejecutado actos de investigación contra el presidente Petro sin tener la facultad legal, y en general el uso de la detención como un mecanismo para obtener una declaración contra la campaña de Gustavo Petro.

El exdiputado del Atlántico ha preparado un ‘dossier’ muy detallado sobre lo que considera un patrón ilegal de conducta del fiscal y abusos de la Fiscalía.

Nicolás Petro dirá que antes de su captura fue objeto de seguimientos ilegales y de infiltraciones para conocer sus movimientos y contactos, sin autorización previa de los jueces. Dirá Nicolás Petro que el respeto por los procedimientos es la primera obligación de la Fiscalía.

En su declaración, revelará detalles del allanamiento a la madrugada cuando dormía con su pareja, Laura Ojeda, las grabaciones que les hicieron desnudos y las presiones de que fue objeto mientras era trasladado al bunker de la Fiscalía desde Barranquilla.

La Comisión de Disciplina Judicial conocerá qué le dijeron a Nicolás Petro, aislado y detenido en el bunker, con luces prendidas las 24 horas, para que aceptara los delitos que el fiscal y sus asistentes judiciales le atribuían.

Paso a paso explicará, a partir de las 8 y media de la mañana, que lo intimidaron con la posibilidad de no asistir al nacimiento de su primer hijo, que no volvería a ver a su pareja en mucho tiempo, que estaría en la cárcel largo rato y que le aconsejaban aceptar cargos para obtener rebajas y salir lo más rápido posible.

Nicolás Petro explicará a la comisión el daño psicológico que sufrió, y lo probará aportando el dictamen forense que le han practicado. Dirá que quedó vulnerable ante los fiscales, pero que desde lo jurídico vino a entender después que las cosas no eran así como se las habían planteado, cuando el juez de garantías le dio libertad, por no haber necesidad de detenerlo, pese a que la Fiscalía y su propia defensa pedía detención domiciliaria.

En la declaración, que rendirá en los próximos minutos, destacará que desde un principio el fiscal Mario Andrés Burgos incurrió en muchos errores y excesos que vician de nulidad todo lo actuado.

Nicolás Petro dirá varias cosas sobre el allanamiento y su captura en Barranquilla y traslado a Bogotá y su derecho a la defensa.

Primero, que el fiscal Burgos no fue claro con el juez de garantías de Bogotá que expidió la orden de captura y que se ha negado a entregar los audios y videos de esa audiencia, donde quedaría probada la ilegalidad.

Segundo, que es extraño que el fiscal acudiera a un juez en Bogotá, para capturar en Barranquilla, legalizar captura en Bogotá y luego acusar, de vuelta, en Barranquilla. Para Nicolás Petro, eso originó el debate jurídico que resolvió la Corte Suprema y que dejó el caso en Barranquilla.

Tercero, que el Fiscal Burgos y sus asistentes violaron la reserva sumarial y filtraron el interrogatorio de indiciado que le hicieron para mostrarlo como culpable en los medios, sabiendo que había fracasado el proceso de colaboración iniciado bajo presión, y que ya no podían utilizar en otros procesos. En un video, que no filtraron, se oye cuando el fiscal Burgos dice que si se filtra algo es solo responsabilidad de ellos.

Cuarto, que el fiscal Burgos pidió al juez de Barranquilla compulsar copias contra sus abogados para que fueran sancionados por haber cuestionado la competencia al momento de la audiencia de acusación.

Quinto, y aquí es importante poner cuidado. Dirá a la comisión que la Corte Suprema al fijar la competencia en Barranquilla, respaldó su derecho de defensa y el trabajo de su equipo jurídico y le ‘jaló las orejas’ al fiscal Burgos por amenazar a los defensores con sanciones disciplinarias. De hecho, esa es la base de la denuncia que el equipo internacional de defensa está presentando hoy mismo en Washington, sobre esto seguro habrá reportes en los próximos días.

Esa artillería jurídica, que puede llevar a nulidades en el proceso, formará parte de la etapa de saneamiento procesal que el juez ya abrió y que permite presentar todo tipo de objeciones y reparos a lo hecho por los investigadores de la Fiscalía, antes de que el fiscal Mario Andrés Burgos pueda presentar la acusación. Importante dejar claro. La Fiscalía no pudo acusar en el 2023 a Nicolás Petro, la acusación quedó para enero del año entrante, y tal parecer que falta mucha tela para cortar, antes de que Mario Burgos pueda leerle la acusación al hijo del presidente.