HOY DIARIO DEL MAGDALENA
Líder en la región

Menor reclutado habría sido asesinado tras combates entre disidencias y Clan del Golfo

Nuevamente en el área rural de Briceño, Antioquia, se han registrado combates entre las disidencias de las Farc, contra el Clan del Golfo, por la disputa de las economías ilícitas, como ocurre en varias zonas del país que por estos días se han visto afectadas por esta guerra que se libra, por ejemplo también en el departamento de Bolívar.

La W pudo establecer que en los combates que se han registrado en el sector de la vereda El Hoyo, de Briceño, integrantes del Clan del Golfo habrían asesinado a una persona (al parecer un menor de 17 años), quien habría sido reclutado por el residual 36 de las disidencias de las Farc.

El hecho, según información preliminar, se registró por orden de alias ‘Richard’ quien es cabecilla de la subestructura Edwin Román Velásquez Valle, del Clan del Golfo que delinque en esa región.

Información de inteligencia indica que en el año 2016, ‘Richard’ fue nombrado como cabecilla de zona de los municipios de Giraldo, Cañasgordas, Frontino, Uramita, Abriaquí y Peque y en 2022 se convirtió en el cabecilla principal de la zona de Briceño y sus alrededores. Entre tanto, las disidencias de las Farc están al mando de alias ‘Ramiro’ y alias ‘Leo’ de las estructuras 18 y 36, que continúan reclutando menores de edad de manera forzada también por orden de alias ‘Primo Gay’.

De hecho, se tiene información que estas estructuras del Estado Mayor Central, tienen en su poder entre 12 y 15 menores de edad que continúan reclutados de manera forzada.

Sin embargo, datos que pudo confirmar la W con autoridades departamentales indican, que en medio de las operaciones militares este año, se ha logrado el rescate de 16 jóvenes que habían sido reclutados forzadamente por las disidencias de las Farc.

Los combates durante la última semana de noviembre entre estos dos grupos armados, han dejado según las propias autoridades departamentales, el desplazamiento de por lo menos 200 personas, que se han visto obligadas a salir de varias veredas, para no quedar en medio del fuego cruzado.

Pese a que tropas del Ejército están haciendo presencia en la zona, para garantizar la seguridad, la estrategia de las disidencias de las Farc, ha sido seguir presionando a la población civil para que pidan la salida de los militares.

Para eso, se estaría ejerciendo presión a través de asonadas, como se intentó esta semana de nuevo por parte de algunas personas. En 2023, según cifras de las propias autoridades se han hecho seis asonadas contra uniformados “ante el silencio de la administración municipal que hasta ahora si dice algo, pero cuando sacan al Ejército no”, indicó una fuente a W Radio.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer más