HOY DIARIO DEL MAGDALENA
Líder en la región

Petro le dio su hoja de ruta a los empresarios colombianos

Desde Cartagena, el jefe de Estado insistió en que una de las apuestas del Gobierno es avanzar en las transformaciones sociales.

Gustavo Petro y representantes de los más poderosos empresarios de Colombia se reunieron a manteles en la Casa de Manzanillo en Cartagena.

En un encuentro privado en la capital de Bolívar con algunos de los principales empresarios del país, el presidente Gustavo Petro ratificó que la justicia social es uno de los pilares del Gobierno para alcanzar la paz y una democracia más fuerte y profunda.

En el primero de una serie de encuentros con distintos empresarios, gremios, trabajadores y sectores políticos, estuvieron presentes: Luisa Pacheco, Luis Carlos Sarmiento Angulo, Carlos Julio Ardila, Alejandro Santo Domingo, Luis Carlos Sarmiento Gutiérrez, Harold Eder, Carlos Alejandro Pérez, César Caicedo, Carlos Eduardo Pacheco y Carlos Enrique Cavelier, quienes manifestaron al mandatario su deseo de seguir contribuyendo en iniciativas que lleven a un país más justo.

El diálogo incluyó propuestas que buscan resolver la desigualdad en el acceso a las oportunidades y que incluyen, entre otros, el acceso a la educación pertinente y de calidad, la preservación del medioambiente, el desarrollo empresarial y de proyectos productivos que involucren el campo y la búsqueda de la paz.

El jefe de Estado insistió en que el camino propuesto por el Gobierno es el de la productividad para avanzar en las transformaciones sociales que aborden necesidades históricas en favor de las comunidades más vulnerables y, al mismo tiempo, creen riqueza y fomenten el crecimiento económico.

Desde el inicio de su mandato, el jefe de Estado ha insistido en que, para superar la violencia y la desigualdad social, una de las apuestas del Gobierno es modernizar el campo, industrializarlo y desarrollar el turismo, para que la tierra sea un instrumento productivo. Esta política industrial, subrayó, ayudaría a crear riqueza en Colombia.

A partir de este primer encuentro se establecieron los ejes del diálogo nacional en los que se destacan el desarrollo de la educación, la productividad, la inclusión territorial con énfasis en el departamento de La Guajira, la región del Pacífico y la región de la Orinoquia; el desarrollo productivo de la tierra, el fortalecimiento de la economía popular y la inclusión financiera.

Al término del encuentro, el presidente Gustavo Petro se refirió a la necesidad de seguir construyendo diálogos permanentes con todo el empresariado. Como lo ha manifestado el jefe de Estado: «Las empresas se hacen más grandes, cuando la sociedad se hace más grande».

Declaración del Presidente

Hemos desarrollado una reunión con los grupos y las personas con más peso económico dentro de la producción nacional. Con ellos hemos intentado construir las bases de lo que podría ser un gran acuerdo nacional y para lo cual están invitados no solamente el empresariado en conjunto en Colombia, sino las fuerzas de trabajadores, el campesinado, la gente del mundo de la economía popular, la mujer, la juventud, etc., tratando de construir los bienes comunes, los objetivos comunes que nos permitan colocar a Colombia en los rieles de la paz, del desarrollo de una profunda democracia.

Entre los puntos que tocamos están los siguientes, que son ejes de unas mesas que seguirán trabajando en función de lograr propuestas concretas que se puedan viabilizar en Colombia, para ya.

La educación y su papel en la productividad, lo que hemos discutido es que la economía colombiana entre en un sendero en donde las ganancias, la prosperidad, tenga que ver con el crecimiento de la productividad, de cuánta riqueza podemos producir por persona y donde la educación es fundamental, una educación de calidad y que cubra todo el territorio nacional.

La inclusión territorial, somos un país con muchas desigualdades regionales, aquí queremos que la equidad entre las regiones aparezca y por eso un énfasis prioritario sobre la región pacifica, sobre La Guajira y sobre un sueño que es el desarrollo agroindustrial de la Orinoquia colombiana.

El desarrollo productivo de la tierra, ese paisaje de grandes extensiones de tierra fértil sin producir ni una mata de yuca tiene que cambiar en Colombia, de tal manera que uno de los grandes potenciales de riqueza de fuerza de trabajo sea el que haya producción sobre las tierras fértiles de Colombia.

El desarrollo de la economía popular que es buena parte de la economía nacional que explica la mayor parte del trabajo, de los puestos de trabajo en Colombia y que tiene que ser empoderada vía el crédito, vía el saber, y la inclusión en el sistema financiero, la inclusión financiera es fundamental para acabar la desigualdad social y la pobreza; si una persona sin mayores capacidades económicas hoy, puede tener acceso a un crédito barato, a una posibilidad financiera, indudablemente, y ojalá de manera asociativa podrá salir de la pobreza y podrá hacer más rico a su país.

Estos son los puntos que se empezarán a desarrollar en mesas de trabajo y al cual invitamos que muchos colombianos y colombianas puedan acceder a través de sus propuestas.

Gustavo Petro Urrego

Presidente de la República de Colombia

 

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. AceptarLeer más