HOY DIARIO DEL MAGDALENA
Líder en la región

Billboard-Sociales

Canastas de Paz fortaleció la economía y cultura

En el municipio de Aracataca, el evento «Canastas de Paz» desplegó su encanto, convocando a una multitud para que participara.

La iniciativa, que se lleva a cabo a nivel nacional, fue organizada en este departamento por la Caja de Compensación Familiar del Magdalena, Cajamag, con el respaldo de la Superintendencia de Subsidio Familiar, consolidándose como un motor de desarrollo económico y cultural en la región.

Más de 30 negocios, representando a campesinos, emprendedores y artesanos locales, se sumaron a esta experiencia única que trasciende lo comercial.

Las coloridas exposiciones ofrecieron desde alimentos frescos del campo hasta artesanías, postres, bolsos y una amplia variedad de productos, proporcionando a los visitantes una muestra vibrante de la riqueza y diversidad de la región Caribe.

La inspiración detrás de «Canastas de Paz» se tejía con el hilo de la obra del Nobel de Literatura Gabriel García Márquez, cuyo realismo mágico se plasmó en cada rincón de este evento.

El montaje, las artesanías y la creatividad de los expositores encontraron su musa en la imaginación desbordante del autor colombiano.

Martha García Valencia, directora administrativa de Cajamag, celebró los frutos de esta iniciativa, subrayando su impacto positivo en la promoción del campo y la generación de valiosas conexiones comerciales.

«Fue un balance muy positivo el de esta gran feria», afirmó con entusiasmo, destacando la dedicación de Cajamag hacia sus campesinos.

Los participantes, como Celmira Arboleda, compartieron su éxito en ventas, evidenciando la alta demanda de sus productos y el interés sostenido de los compradores, lo que promete oportunidades futuras.

La superintendente encargada, Angie Katherine Monroy Bobadilla, elogió la labor de Cajamag, resaltando la experiencia extraordinaria que «Canastas de Paz» proporcionó a los participantes.

“La caja se consolidó como un actor comprometido con el bienestar de la comunidad, siguiendo la ruta de Macondo, el icónico escenario de las obras de García Márquez”, señaló Monroy Bobadilla.

La satisfacción de los clientes no solo radicó en los productos asequibles, sino también en la calidad excepcional. Amalia Pérez, una compradora entusiasta, elogió la iniciativa por acercar productos de calidad a precios significativamente inferiores al mercado, beneficiando así a la comunidad.

El evento trascendió lo comercial para abrazar lo cultural, presentando la Filarmónica de Cajamag, obras de teatro inspiradas en la literatura de Gabriel García Márquez, y actuaciones de baile y vallenato que infundieron alegría en la jornada comercial.

«Canastas de Paz» no solo fue una feria, sino un festín para los sentidos y un testimonio del potencial transformador de eventos que fusionan la riqueza cultural con el desarrollo económico local.

Entre los compradores se rifó un televisor de 40 pulgadas, cuyo ganador se mostró muy feliz y agradecido con el premio y con lo que fue la jornada en general que ni la lluvia pudo impedir su éxito rotundo.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. AceptarLeer más