HOY DIARIO DEL MAGDALENA
Líder en la región

Billboard-Sociales

I.E.D Juan Maiguel De Osuna, una utopía hecha realidad

Por
CHELA
OROZCO

Recuerdo vivo de nuestra historia para no perder la memoria. Escribir este relato, describiendo una historia de 30 años, teniendo en cuenta que estamos en el 2023, es un reto para mí, porque esta historia me ha motivado a vencer los obstáculos que se nos presentan a diario.

Empiezo diciendo que escuché la voz de un compañero, a través de un llamado, junto a otros 14 docentes para ser parte de una experiencia pedagógica en 1993, la cual se llamaba, Colegio Experimental Juan Maiguel De Osuna, este le dio la oportunidad a 473 estudiantes, de los 1.355 que quedaban por fuera de la cobertura educativa en la ciudad, porque encontraron las puertas cerradas en otras instituciones, pues eran repitentes algunos, otros con problemas disciplinarios, los que venían de hogares disfuncionales y grandes necesidades económicas y afectivas, teniendo en cuenta que la pobreza, es una enfermedad en nuestro país, donde hay una sociedad de consumo racista y excluyente por los cuales fueron rechazados, pero aquí encontraron un espacio, no físico, porque no contábamos con un colegio propio aún, más sí, llenos de afecto, oportunidades y de protección educativa y laborales.

Agradecemos a las Instituciones Normal San Pedro Alejandrino, al Rodrigo Galván De la Bastida y al Inem Simón Bolívar, los cuales nos abrieron las puertas en los 13 años que anduvimos como nómadas.

Hoy hace 17 años contamos con nuestra propia sede educativa, más de 2.000 estudiantes, y con el único rector escogido por elección popular, el licenciado Obed Simeón Navarro.

Empezamos a soñar con la realidad de los estudiantes, el presente y un futuro mejor, por eso nuestros ambientes de clases a veces era el Parque Los Trupillos, la Quinta de San Pedro Alejandrino, en los alrededores de la tienda, el río, el carnaval o esa gran sombra que nos daba un antiguo palo de Bonga.

Todo esto acompañado a veces del sonar de un tambor y una guitarra, y las voces para interpretar una canción, la melodía que nos permitió llorar sin nunca bajar la guardia, es cuando con esta experiencia educativa, se plantea una pedagogía por proyectos y se propone la necesidad de trabajar como eje conceptual pedagógico y filosófico todo lo relacionado con las diferentes manifestaciones culturales de la comunidad samaria y se implementa el proyecto titulado:  «La cultura local como estrategia pedagógica», lo cual nos ha permitido recibir importantes reconocimientos a nivel nacional e internacional.

En conclusión, con mi vocación de maestra y como gestora cultural con esta experiencia me he vuelto más humana y más sensible de lo que antes era, mejor ser humano, mejor maestro, porque estoy dejando huellas, no solo en mis estudiantes sino en toda la comunidad para que la generación de hoy no se olvide de dónde venimos, ni quienes somos. Entonces, me da fuerza para seguir adelante, aunque llore como lo estoy haciendo al escribir este artículo, y con esta ‘carreta’ cultural, donde los protagonistas son los estudiantes y los padres de familia.

Compuse una canción «Sentir Maiguelista», esperando que se convierta en el Himno de nuestra Institución, porque la Cultura es mi cuento. Este proyecto va de la mano con la Fundación Cultural Hijos de la Sierra, quienes organizamos el Festival Nacional de la Guacherna Magdalenense y Samaria.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. AceptarLeer más