HOY DIARIO DEL MAGDALENA
Líder en la región

Asesinado a bala y luego lo dejaron a orillas de la playa

La víctima salió el lunes festivo en horas de la mañana sin decir hacia dónde se dirigía y ayer en la mañana su familia recibió la noticia sobre su hallazgo.

La ‘ola’ criminal no se detiene en Santa Marta. En menos de 24 horas, dos cuerpos sin vida con heridas producidas con arma de fuego han sido hallados en la ciudad. Las autoridades investigan si estos hechos obedecen a disputas territoriales entre bandas criminales.

El más reciente hallazgo se dio ayer en la mañana a orillas de la playa en Bahía Concha, cuando ‘carperos’, ‘silleteros’ y ‘lancheros’, que se disponían a iniciar su jornada laboral, se toparon de frente con el cadáver que yacía en la arena y era movido por el golpe de las olas.

Asombrados con la escalofriante escena, de inmediato salieron corriendo hasta la entrada de este balneario turístico y dieron aviso a las unidades policiales que brindan la seguridad a propios y turistas, quienes se encargaron de acordonar la zona para luego iniciar las labores correspondientes.

De acuerdo con la información que aportaron las autoridades, la víctima, identificada como Rubén Darío Torrado Torrado, de 34 años de edad, presentaba heridas producidas con arma de fuego en diferentes partes del cuerpo, principalmente en la cabeza, el tórax y en el rostro.

“Se ha iniciado la investigación para establecer las circunstancias de tiempo, modo y lugar en que se presentó este homicidio y así mismo los móviles”, indicaron las autoridades.

Extraoficialmente se estableció que Rubén Torrado habría sido asesinado en otro punto de esta capital y luego en una lancha lo llevaron hasta el citado balneario, en donde lo dejaron desangrándose y con el jean que llevaba puesto debajo de las rodillas.

“Este hombre tenía heridas en su rostro, en el tórax a la altura del corazón y en la cabeza”, agregaron fuentes judiciales.

Hasta la playa de Bahía Concha llegaron funcionarios de la unidad móvil de criminalística de la Seccional de Investigación Criminal – Sijín de la Policía Metropolitana y adelantaron la inspección técnica del cadáver para luego llevar el mismo hasta la morgue de Medicina Legal.

En un artículo periodístico con fecha del 9 de agosto de 2007, Rubén Darío apareció como capturado por presuntamente participar en la masacre de ‘La Pollada’. Para ese año, las autoridades lo apodaban como ‘El Flaco’ y lo señalaban de haber cometido varios asesinatos como presunto miembro de las ‘Águilas Negras’.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. AceptarLeer más