HOY DIARIO DEL MAGDALENA
Líder en la región

El Magdalena entre los departamentos con alto índice de inseguridad alimentaria

De moderada a grave así se encuentra la inseguridad alimentaria en los municipios del Magdalena, incluyendo a Santa Marta, por lo que, de acuerdo con la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura, el departamento se ubica en el cuarto lugar, después de La Guajira, Sucre, Atlántico y antes del Chocó.

En ese sentido, en estos departamentos 5 de cada 100 hogares al menos una persona se quedó sin comer durante todo un día, debido a la falta de dinero u otros recursos en los últimos 12 meses, por lo que la prevalencia de inseguridad moderada o grave en zonas urbanas se sitúo en 26,8% y en rurales con un 32,5%.

Pese a que esta cifra representa una leve mejora de 0,5 puntos porcentuales, la prevalencia de hambre todavía se encuentra 0,9 puntos porcentuales por encima de los registros de 2019, previos a la pandemia de COVID-19.

Este panorama implica que esta población tuvo que disminuir la cantidad y calidad de los alimentos consumidos, al menos una vez en el último año, por falta de recursos. Asimismo, en un panorama regional de la seguridad alimentaria y la nutrición, señala que el 6,5% de la población de América Latina y el Caribe sufre hambre, es decir, 43,2 millones de personas.

En contraste, los departamentos con menores índices de inseguridad alimentaria son Caldas, San Andrés, Quindío, Risaralda y Amazonas. Todos con una prevalencia de inseguridad moderada o grave menor al 20%.

Vale mencionar que esta problemática retrasa el crecimiento, emaciación infantil, dada la carencia de vitaminas y minerales, lo cual trae como consecuencia el sobrepeso y la obesidad.

Para MarioLubetkin, Subdirector General y Representante Regional de FAO para América Latina y el Caribe, “La región tiene desafíos persistentes como la desigualdad, la pobreza y el cambio climático, que han revertido al menos en 13 años el progreso en la lucha contra el hambre. Cada vez nos alejamos más del cumplimiento de la agenda 2030 y no logramos mejorar aún las cifras previas a la crisis desatada por la pandemia de COVID-19”.

Vale mencionar que el informe de Naciones Unidas da cuenta que las desigualdades que se registran en América Latina y el Caribe tienen un impacto significativo en la seguridad alimentaria de las personas más vulnerables. La prevalencia de la inseguridad alimentaria moderada o grave continúa afectando más a las mujeres que a los hombres.

Aunque la brecha se redujo en la región, todavía es de 9,1 puntos porcentuales, siendo América Latina y el Caribe la región con la mayor brecha en todo el mundo.

Asimismo, en un reporte anual otorgado por el Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola, la Organización Panamericana de la Salud / Organización Mundial de la Salud, el Programa Mundial de Alimentos y el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia, a nivel nacional para el periodo 2020-2022 Colombia reporta para el periodo un 6,6 % de su población en esta condición que equivalen a 3,4 millones de personas, en contraste con el 9,2 % que se registró a nivel mundial, un poco por debajo del promedio regional, es decir 6,7%.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. AceptarLeer más