HOY DIARIO DEL MAGDALENA
Líder en la región

Asesinan a operador turístico en Cartagena

La víctima identificada como Guillermo Anaya Cardales, era reconocido en la Isla de Tierra Bomba donde residía con su familia. Allegados indicaron que recibió impactos de bala y aunque intentaron trasladarlo hacia el centro asistencial fue imposible salvarle la vida.

La Policía Metropolitana de Cartagena informó que, Guillermo Anaya de 43 años ingresó al hospital de Bocagrande con dos lesiones con proyectil de arma de fuego.

“Según la comunidad, llega un particular y sin mediar palabras acciona un arma de fuego y lo lesiona, huye del lugar en una motocicleta la cual abandonó cuadras más adelante. La Policía Nacional recolecta elementos materiales probatorios en el lugar de los hechos para dar con la captura del responsable”, sostuvo el subcomandante de la Metropolitana, coronel José Ricardo Archila Zapata.

El presidente de junta de acción comunal de Bocagrande, Andrés Rico, indicó que este es el segundo hecho que se presenta en el barrio en lo que va del año.

“Pese a que en Bocagrande se encuentran una estación de Policía, dos CAI y una base de la Armada, los controles de seguridad y presencia de la fuerza pública no se traducen en reales disminuciones del delito. La JAC de Bocagrande ya había advertido a la Alcaldía de Cartagena de la necesidad de controlar y desmontar el embarcadero ilegal e irregular que está detrás del Hospital de Bocagrande, toda vez que esta zona, sin control de las autoridades, puede representar un riesgo para la seguridad del barrio”, señaló Andrés.

Añadió, “pese a que se dispuso con recursos propios de una carpa, la Alcaldía instaló el Puesto de Mando Unificado para abordar esta problemática, no se logró ningún resultado. Según reportes oficiales, el autor de este hecho delictivo huyó en una embarcación. Las dificultades o falencias en la articulación entre la Armada, la Policía y la Alcaldía para garantizar la seguridad en barrios costeros como Bocagrande, no pueden convertirnos en zonas grises proclives al delito”.

La comunidad de Bocagrande exigió control al parrillero hombre dentro del barrio, control de la zona costera por parte de la Armada y mayores patrullajes de la Policía en las calles.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer más