HOY DIARIO DEL MAGDALENA
Líder en la región

Polémica por obra que disidencias de las FARC entregaron a una comunidad

En un corregimiento de Nariño, las disidencias de las FARC entregaron a la comunidad una nueva obra. Líderes sociales aseguran que es la muestra de la falta de control de las autoridades.

Hay polémica en el corregimiento Santa Rosa, zona rural del municipio de Policarpa, en Nariño, luego de que las disidencias de las FARC entregaran una obra para la población. El hecho genera polémica en el lugar, en donde los líderes aseguran que no hay control de las autoridades.

En esta zona del departamento de Nariño, los habitantes aseguran que crece la falta de institucionalidad. La ausencia total del Ejército Nacional y la Policía en varias zonas ha hecho que las disidencias de las Farc ejerzan control total.

En el corregimiento, los disidentes del Frente Franco Benavides se mostraron con sus armas y plenamente identificados presumiendo la nueva pavimentación, obra que se adjudicaron para beneficiar a la población.

«Desde que llegamos al departamento de Nariño, asumimos el control de trabajar de la mano con las comunidades porque entendemos las necesidades, las dificultades por las que pasan», dijo Esteban González, alias Mata, comandante del Frente Franco Benavides de las disidencias de las FARC.

Este miembro de las disidencias de las FARC agregó lo siguiente: «Somos guerrilleros y guerrilleras, milicianos y milicianas. Más que un pueblo pavimentado, hoy entregamos a ustedes el poder popular».

Ante la polémica que causó la situación, Claudia Cabrera, la exalcaldesa del municipio de Policarpa, se refirió al tema y aseguró que no hay presencia estatal en la zona.

«Efectivamente, volvimos al tiempo de antes en el que los grupos al margen de la ley son los que están al frente de las problemáticas de la ciudadanía, yo pienso aquí que el problema más grave es la gobernabilidad, no hay presencia estatal, no hay fuerza pública y por tal motivo la comunidad no tiene quién le solucione los problemas o las necesidades básicas insatisfechas», señaló la exalcaldesa.

Con el acuerdo de paz que se firmó con las antiguas FARC en 2016, la exalcaldesa indicó que la cara de este municipio en el departamento de Nariño cambió bastante. Sin embargo, agregó que, con el actual gobierno, el control territorial se perdió por las acciones bélicas de otros grupos armados.

«Antes del proceso de paz era así, las FARC eran quienes solucionaban los problemas, incluso los problemas de pareja. Cuando iniciamos el proceso de paz, obviamente, la institucionalidad fue quien hizo presencia con obras y mucha inversión y ahora nuevamente, con este gobierno, los grupos al margen de la ley son los que están controlando estos territorios», agregó.

Aunque se intentó tener una declaración del secretario de Gobierno y el gobernador de Nariño, los funcionarios se mantienen sin dar respuestas. «¿Por qué nadie habla? Porque las instituciones están permeadas, ese es el problema en Colombia», concluyó Claudia Cabrera.

Para varios analistas de seguridad y líderes sociales de diferentes regiones, esta situación no solo ocurre en este municipio, sino que se replica en otras zonas de la cordillera y del Pacífico nariñense.

CARACOL NOTICIAS

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer más