HOY DIARIO DEL MAGDALENA
Líder en la región

Air-e les cortó la luz a dos adultos mayores y por poco mueren

Los familiares de una mujer que necesita de una bala de oxígeno conectada, para mantenerse con vida; tuvieron que sacarla de su casa para conseguir una planta eléctrica.

Un caso que puso de presente la falta de sensibilidad social estuvo a punto de ocasionarle la muerte a dos adultos mayores conectados a respiradores que no tenían acceso a dichos aparatos médicos tras el corte del servicio de energía por parte de operarios de la empresa Air-e.

El hecho irregular ocurrió en el conjunto residencial Gaira 3000 ubicado en la calle 5 con carrera 12, en el sector de Gaira, donde la empresa decidió suspender el servicio por falta de pago, a más de 20 familias sin pensar, que del suministro depende la vida de dos personas de la tercera edad.

Los familiares de estas personas, denunciaron que la empresa les estaba vulnerando el derecho a la vida y que a pesar de haber solicitado una prórroga para cancelar la deuda económica por la cual se les estaba cortando el servicio, los funcionarios no accedieron y procedieron al corte.

Debido a la situación, los adultos fueron conectados a una bomba de oxígeno que no les era suficiente, ni siquiera para un día, lo anterior, pudo desencadenar el fallecimiento de estos dos adultos mayores en el conjunto Gaira 3000.

Finalmente, la compañía se pronunció sobre el caso, y señaló que, al realizar la suspensión por mora en el pago, desconocía que al interior de una de las viviendas había una persona con oxígeno dependiente. Ante esta situación y luego de las coordinaciones de rigor fue restablecido el servicio de energía.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer más