HOY DIARIO DEL MAGDALENA
Líder en la región

Expresidente de la Corte Suprema, el nuevo abogado de Cielo Gnecco

El nuevo defensor de la dirigente política aseguró que la ´revocatoria de orden de captura de Cielo Gnecco es legal´

El abogado José Luis Barceló, antes presidente de la Corte Suprema de Justicia y hoy defensor de Cielo Gnecco, respaldó en un comunicado la decisión de la fiscal quinta especializada de Valledupar, quien revocó la orden de captura que su superior había emitido el 6 de octubre contra Gnecco.

De acuerdo con el documento de la defensa, la fiscal Nancy del Carmen Martínez Iglesias tomó su determinación bajo todos los lineamientos legales, «como producto de una adecuada y objetiva valoración de las pruebas que obran en el expediente».

Asimismo, la caída de la orden de captura, según Barceló, ratifica la «absoluta inocencia» de la baronesa política del Cesar «frente a los graves hechos que se le atribuyeron en la providencia que dispuso su orden de captura».

En enero de este año, la fiscal Martínez había precluido la investigación que se llevaba en contra de Cielo Gnecco. Sin embargo, el procurador Martín Botero apeló la decisión, por lo que la última palabra quedó en manos de la Fiscalía Tercera Delegada ante el Tribunal Superior.

“Basta la lectura serena, reposada y desprevenida de las declaraciones de cargo para encontrar en ellas con fulgor que comprometen a la sindicada, Cielo María Gnecco Cerchiaro, con la ejecución de los delitos de secuestro extorsivo y homicidio agravado”, precisó la decisión, del 6 de octubre, del fiscal Alberto Ramírez Parra.

De acuerdo con declaraciones de Julio Manuel Argumedo, alias ‘Gabino’, exintegrante del Frente Mártires del Cesar las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC), Cielo Gnecco habría ordenado secuestrar y asesinar a Jairo Alberto Hernández y Carlos Alberto Mendoza. Gnecco, presuntamente, le pidió a David Hernández Rojas, alias ‘39’, el secuestro de ambos.

Ambos hombres eran contratistas de la Gobernación del Cesar durante la administración de Rafael Bolaños Guerrero, el liberal destituido por la Procuraduría en 2003 porque, utilizando la figura de la primera dama del departamento —que era ocupada por su suegra, Cielo Gnecco—, favoreció las aspiraciones políticas de Luis Alberto Monsalvo Gnecco, el hijo de Cielo, el entonces representante a la Cámara que actualmente es procesado en la Corte Suprema de Justicia.

El testimonio de ‘Gabino’, según lo recogido por la Fiscalía, da cuenta de que el objetivo de Cielo Gnecco era obligar a los contratistas a pagar $2500 millones que eran parte de una comisión que debían entregarle a la Gobernación como comisión por sus labores. No obstante, como no entregaron el dinero, la orden fue la de asesinarlos, algo que cumplieron exparamilitares el 8 de noviembre de 2002.

“Cielo María Gnecco Cerchiario y Javier Gámez, según el denunciante Julio Manuel Argumedo García, pidieron a David Hernández Rojas, alias 39, que los asesinara, sugerencia que fue atendida positivamente por este, el 8 de noviembre de 2002, a través de miembros vinculados al grupo criminal”, se lee en la resolución en la que se decretó la detención.

No obstante, el abogado Barceló asegura que la resolución de orden de captura de principios de octubre «se profirió contrariando tanto los presupuestos legales propios del ámbito de validez de la aplicación de las normas en el tiempo como de los requisitos de una adecuada valoración de las evidencias aportadas en el proceso».

Es decir, según el expresidente del máximo tribunal de la justicia ordinaria, la orden de captura para imponer una medida de aseguramiento no se ajustó a la ley. «Las pruebas sobrevinientes ratifican que no existe mérito alguno para restringir la libertad de la señora Cielo María Gnecco Cerchar», aseveró Barceló, alegando que «lo que correspondía era revocar dicha medida, como en efecto ocurrió».

La Fiscalía General de la Nación, a inicios de esta semana, indicó que el director de la seccional Cesar del ente investigador pidió investigar a la fiscal Nancy Martínez, pues ella habría incurrido en «posibles irregularidades y extralimitaciones». La Dirección Especializada contra la Corrupción se encuentra indagando.

Además, el ente acusador aseguró que el caso contra Cielo Gnecco fue priorizado y asignado a otro fiscal. Ante esta medida, el abogado de quien ha sido primera dama o primera gestora del Cesar en cuatro ocasiones mencionó que seguirá en su labor de defender su inocencia.

«La defensa llevará a cabo su labor para corroborar y ratificar legal, jurídica y probatoriamente que la señora Cielo María Gnecco Cerchar es ajena a los delitos imputados», concluyó José Luis Barceló, quien también es representante del hijo de Cielo acusado en la Corte Suprema de Justicia, el exgobernador Luis Alberto Monsalvo. Por su parte, su defendida aún no ha dado la cara, su paradero sigue desconocido.

El abogado Barceló también se refirió a la reasignación del caso luego que se conociera la revocatoria de la orden de captura.

«Frente a la determinación que la Fiscalía General de la Nación ha tomado respecto de la nueva adjudicación del proceso a otro funcionario de esa institución, la defensa llevara a cabo su labor para corroborar y ratificar legal, jurídica y probatoriamente que la señora Cielo María Gnecco es ajena a los delitos imputados, tarea que se adelantará en el marco estricto del derecho y del ejercicio de las garantías constitucionales que le asisten a su defensa».

La Procuraduría anunció que apelaría de inmediato esa revocatoria y la Fiscalía habló de una extralimitación de funciones de la fiscal que firma esa decisión.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer más