HOY DIARIO DEL MAGDALENA
Líder en la región

‘Va en contra del proceso de paz’: Presidente sobre secuestro del padre de Luis Díaz

El mandatario aseguró que hoy el Eln es responsable de la vida del padre del jugador colombiano.

El presidente Gustavo Petro se refirió este viernes al secuestro del padre del jugador Luis Díaz, que se encuentra en manos del Eln, y afirmó que su retención es un acto que atenta contra el proceso de paz que se adelanta en Colombia.

El mandatario hizo estas declaraciones desde Washington, en donde se encuentra para participar de la primera cumbre de la Alianza para la Prosperidad Económica en las Américas, y afirmó que hoy el Eln es responsable de la vida del padre del jugador del Liverpool.

«El Eln hoy es el responsable de la vida del papá de Luis Díaz y ha hecho un acto que va en contra del mismo proceso de Paz. Tengo que expresar mi más profundo rechazo no solo por haber secuestrado al papá de Luis, sino porque en el desarrollo de los acontecimientos no ha sido capaz de liberarlo», afirmó el mandatario.

Petro aseguró que hay una voluntad expresada por parte de integrantes del Eln de liberar al padre del jugador del equipo inglés, pero enfatizó en que las horas pasan y que el tiempo se vuelve crítico para el padre del futbolista.

«En la medida en que el tiempo pasa se tornan muy peligrosas las circunstancias en las que está el señor Díaz», agregó.

En ese sentido, además de rechazar enfáticamente el secuestro, pidió al Eln un esfuerzo inmediato y profundo para liberar al padre del futbolista de cara «a la construcción de la confianza y la paz en Colombia».

Este jueves, el jefe de la delegación de paz del Gobierno, Otty Patiño, informó que el secuestro de Luis Manuel Díaz y Cilenis Marulanda, padres del futbolista colombiano, perpetrado el pasado sábado en la localidad de Barrancas, en el departamento caribeño de La Guajira, cuando viajaban en su vehículo, «fue perpetrado por una unidad perteneciente al Eln.

La madre del jugador fue dejada en libertad horas después aunque la guerrilla mantiene secuestrado al padre de Díaz al que actualmente buscan más de 250 comandos de élite de la Policía y el Ejército colombiano apoyados por drones y otras tecnologías.

El Gobierno y varios sectores políticos exigieron a la guerrilla poner en libertad a Díaz, con la alerta de que podría suponer una violación del cese el fuego vigente.

Y es que el acuerdo de cese al fuego con el Eln, que entró en vigor el 3 de agosto, por un plazo de 180 días, prohíbe cualquier ofensiva entre las partes y también todas las acciones prohibidas por el Derecho Internacional Humanitario (DIH), que considera la toma de rehenes, como en este caso, un crimen de guerra.

/El tiempo

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer más