HOY DIARIO DEL MAGDALENA
Líder en la región

NACION-PUBLICIDAD

NACION-Leaderboard1

Un país indignado y con rabia

«El secuestro del papá de Luis Díaz por parte del ELN, es una burla a los colombianos y una muestra de que la llamada paz total es un engaño al país», consideraron distintos sectores de la sociedad

Indigación ha causado en Colombia el secuestro de ‘Mane’ como le dicen cariñosamente a Luis Manuel Díaz, padre del futbolista colombiano Luis Díaz, a manos del Ejército de Liberación Nacional (Eln), confirmado este jueves por Otty Patiño, jefe de la mesa de negociación del Gobierno nacional con este guerrilla.

Las reacciones ante este hecho no se dieron a esperar en todos los escenarios, entre ellos el político.

El senador de Cambio Radical, David Luna, señaló que el «que el ELN confirme que es el autor del secuestro del padre de Luis Díaz, es la demostración de que la “Paz Total” de Petro fracasó. ¿En dónde quedó el famoso cese al fuego? Presidente, proteja a la sociedad civil y deje de ser condescendiente con los delincuentes».

Por su parte, el periodista Félix de Bedout también criticó el plagio  y manifestó que esto «una muestra más de la manera como históricamente han asumido los diálogos de paz. No se puede hablar de paz secuestrando. Hay que exigir la liberación de Luis Manuel Díaz y los otros secuestrados que tengan en su poder».

Entre tanto, el senador del Centro Democrático, Andrés Forero, trinó «el ELN se sigue riendo de Colombia. En medio de supuesto “cese al fuego” secuestran al padre de Luis Díaz. El gobierno paga las consecuencias de su laxitud con los criminales al no exigirles renunciar a esa práctica atroz en medio del “cese al fuego”. ¿Esta es la “paz total”?»

El exministro del Interior, Daniel Palacios, manifestó que «el secuestro del papá de Luis Díaz por parte del ELN, es una burla a los colombianos y una muestra de que la llamada paz total es un engaño al país. Estas son las consecuencias de un gobierno arrodillado al terrorismo. No solo este grupo criminal sigue delinquiendo en las narices del gobierno, sino que lo hace gozando de impunidad absoluta. ¡La liberación debe ser inmediata! Así como la reactivación de órdenes de captura y operaciones ofensivas contra este grupo terrorista».

Asimismo, el exministro de Eduacación, Alejandro Gaviria, señaló que «El secuestro del padre de Luis Díaz es un desafío a la sociedad colombiana. Sugiere que el ELN se siente empoderado; sus líderes creen que puede hacer cualquier cosa con plena impunidad. Así, con impunidad total, es imposible construir la paz».

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer más