HOY DIARIO DEL MAGDALENA
Líder en la región

Billboard-Sociales

Conmoción por sorpresiva muerte de Matthew Perry

La conmoción por la muerte de Matthew Perry, la atribulada estrella de la serie «Friends», se extendió desde Hollywood hasta su país de infancia, Canadá, donde el primer ministro Justin Trudeau dijo que el mundo recordará su «alegría».

Perry, de 54 años, era conocido mundialmente por su interpretación del bromista Chandler Bing en «Friends», la popularísima sitcom que duró 10 temporadas entre 1994 y 2004.

Los socorristas encontraron a Perry inconsciente en un jacuzzi de su casa en Los Ángeles el sábado y no pudieron reanimarlo, dijeron fuentes policiales.

La policía confirmó que se había abierto una «investigación por la muerte de un hombre de unos 50 años».

Perry, cuyo personaje sarcástico y tierno hizo reír a millones, había lidiado con adicciones varias y graves problemas de salud durante años. Pero su sorpresiva muerte fue como un balde de agua fría para quienes lo conocieron.

«Llevó mucha alegría a cientos de millones de personas en todo el mundo con su tono cómico perfecto y su ingenio irónico», publicó la cadena NBC, que transmitía «Friends», en su cuenta de X (antes Twitter).

En Nueva York, ante el edificio del número 90 de Bedford Street, donde se supone transcurría la serie, ramos de flores y cartas en homenaje a «Chandler» se amontonaban este domingo.

Decenas de fans se detuvieron unos minutos para presentar sus respetos, a pesar de la lluvia.

Taylor Lanthier, estudiante de Vancouver (Canadá), dejó una rosa amarilla. «Le había visto en ‘Friends’ desde los 7 años. Y ahora tengo 26. Tuvo una gran influencia en mi vida y siempre me ha hecho reír mucho», dijo

«Friends» relató durante diez años la vida de seis neoyorquinos que atraviesan la vida adulta, sus historias amorosas y sus carreras.  Fue un pilar de la programación de NBC en los años 90 y principios de 2000 y fue vista en todo el mundo.

Fue el último actor principal, y el más joven, en ser seleccionado para «Friends». Perry y sus compañeros de reparto negociaron juntos un millón de dólares para cada uno por episodio al final de su serie de 236 capítulos.

Pero a pesar de lanzar una broma tras otra (y ganar una fortuna), Perry era presa de la angustia.  El popular actor asistió a varias clínicas de rehabilitación para combatir la adicción a los analgésicos y al alcohol.

En 2018 incluso padeció una grave perforación de colon debido al consumo de drogas, que requirió siete horas de cirugía y llevar una bolsa de colostomía por varios meses.

En sus memorias «Amigos, amantes y aquello tan terrible», publicadas el año pasado, Perry describió haber pasado por desintoxicación docenas de veces y el gasto de millones de dólares en repetidos intentos por estar sobrio.

Dedicó el libro a «todos los que sufren» y escribió en el prólogo: «Debería estar muerto».

En la década de 1980, tuvo papeles como invitado en programas populares como «Charles in Charge» y «Growing Pains».

 

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. AceptarLeer más