HOY DIARIO DEL MAGDALENA
Líder en la región

Billboard-Sociales

Silvestre rinde tributo al vallenato de los 80

Por
SERGIO
VILLAMIZAR D.

Hace algunas semanas, Silvestre Dangond estuvo realizando algunas ‘entrevistas privadas’, presentando las canciones de su nuevo álbum, a personas claves de la industria musical.

Para su sorpresa, cada vez que sonaba ‘Esa mujer es mía’ la emoción que producía llevaba a los asistentes hasta las lágrimas, y no es para menos, fue escrita por Fabián Corrales para su esposa, cuando ella se encontraba pasando por complicados problemas de salud, y el la acompañó y la apoyó de la mejor forma que sabía hacerlo, componiéndole hermosas canciones de amor.

Un álbum que publicará este 2 de noviembre, tras un silencio de nueve meses de retiro voluntario, con un nombre tan llamativo como polémico, ‘Ta Malo’, pero que sorprende al estar compuesto por bellas canciones de amor.

DE VUELTA AL RUEDO

¿Un álbum de quince canciones que en su mayoría son dedicadas al amor…?

“Este álbum tiene algo en particular y es que yo lo declaré, quería cantarle al amor sin saber qué iba a grabar. Por eso le puse nombre al álbum sin tener ninguna canción, dije que se llamaría ‘Ta Malo’ y las canciones serían de amor. Parece mentira, pero la mayor parte de las canciones que me llegaron eran de amor. Es el poder de la palabra”.

¿Buscaba ese sonido ochentero?

“Si, pero es imposible replicarlo por más que uno quiera. las bocinas de hoy en día, por la tecnología, no te respaldan el invento que tú quieres hacer, pero nos acercamos bastante a lo que deseaba. Traté de ser lo más conservador posible sin alejarme de lo moderno, porque tampoco es perder vigencia o desactualizarme”.

¿Entre las 15 canciones muchas llaman la atención, como ‘El vallenato es Silvestre?

“Es un merengue que lo tenía guardado hace diez años cuando me uní a Rolando Ochoa en el álbum ‘La novena batalla’ el compositor me dio ese merengue y no sentí que fuera para ese álbum. A quien le quieren dar le guardan y la canción encontró su lugar en este disco. En estos días monté en el Instagram a los niños de una academia cantando la canción no sabes lo orgulloso que me sentí, no por mí, sino por lograr llevar el mensaje, porque a la nueva generación que no se le debe criticar, se le debe guiar, porque ellos están inocentes, que al no saber hacen lo que se les ocurre, pero si tú los guías será mucho más fácil”.

¿Otra de las canciones que se destacan es ‘Tu libro favorito’?

“Qué tal la imaginación del maestro Wilfran Castillo. Nos han comparado con un perro, un gato, un caballo, con todo, menos con un libro. La narración es increíble, porque compagina tanto, que es increíble que antes nadie lo hiciera”.

Viene de unos meses de silencio, ¿Cómo ha sido ese regreso?

“Ahí vamos, no sé hasta cuándo dure. El regresar con este álbum que hace mucho tiempo deseaba hacer con este tipo de estructuras, pero las cosas no son cuando uno quiere, sino cuando Dios lo permita. Por un tiempo me llegaban canciones que no me convencía o el arreglo no me convencía para un álbum como ‘Ta Malo’, hasta que llegó el momento y siento que será un disco que quedará en la historia del vallenato y todos los silvestristas, y más por ser mi regreso”.

MAL DE AMORES

¿Por qué llamar al álbum ‘Ta Malo’ a un álbum de canciones de amor?

“El público siempre le colocaba ese nombre a mis álbumes. Siempre decía que todos estaban malos. Así que ganaron, me les adelanté y le puse ‘Ta malo’ para que ya no tengan más que decir. Es curioso, pero llamarlo así me hace sentir libre. Me han dicho que estoy tan seguro de lo que hice en este disco que me lancé a llamarlo Ta Malo. Tanta vivencia, tanto folclor, tanta gente que te rodea. Todo esto lo hace el folclor, si no estuviera su esencia, este álbum no se llamaría así, porque hace parte de la idiosincrasia de nuestra región, con nuestra forma de hablar en el Valle”.

¿Disfrutó de su tiempo en casa?

“Para qué te digo que no si sí. Claro que hace falta, porque yo me libero allí y me descargo. Lo que para muchos es un trabajo para mí es un disfrute total. También extraño mucho a la banda, a los muchachos, así como la adrenalina que sentimos en el escenario. También extraño los tropiezos y todo lo que implica hacer un concierto. Extraño esa incertidumbre porque nunca tienes la certeza total si saldrá como lo planeaste o no. También extraño esos reencuentros con mi esposa después de un mes de estar tocando. Llevar una vida así se le vuelve a uno una rutina poderosa, porque si la sabes llevar a tu favor creo que es beneficiosa en todo sentido, porque siempre tienes hambre de regresar, de volver a ver a tu esposa, de estar con tus hijos, de comer en casa. Una balanza donde haces un sacrificio sabiendo que tienes una recompensa”.

¿Ha logrado conocerse más?

“Yo sé quién soy y estoy por dar mucho más. La gente a veces no entiende que siempre estoy en plan de cambio, no quedarme anclado en momentos del pasado, sean aciertos o errores. No se vive del pasado, solo necesitas hacer las cosas bien, que la gente reconozca tu trabajo y tengas un buen catálogo. Eso habla bien de ti”.

Los cambios se van dando por lo que uno va viviendo, y los hijos también te cambian. Tiene que ser uno muy rebelde si no acepta el cambio que te proponen los hijos, porque uno quiere darles el mejor ejemplo. Si no es por ellos, y mi esposa, ya estuviera enterrado hace rato.  /Colprensa

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. AceptarLeer más