HOY DIARIO DEL MAGDALENA
Líder en la región

En 133 municipios hay riesgo de protestas por los resultados electorales

En 133 municipios de 24 departamentos podrían presentarse protestas, asonadas, bloqueos y alteraciones de orden público por los resultados de las elecciones regionales del 29 de octubre.

Así lo advirtió la Defensoría del Pueblo al presentar un informe preventivo, a tres días de los comicios, en el que el Observatorio de Conflictividad Social da cuenta de que varios factores desenvueltos durante la campaña electoral podrían incidir en “inconformidad de los votantes” hasta el punto de provocar diferentes conflictos.

De acuerdo con la Defensoría, en 133 municipios podrían presentarse “protestas, disturbios, asonadas, bloqueos y afectaciones a bienes públicos y privados”, principalmente por la no aceptación de los resultados. El beneficio a una candidatura u otra, según manifestó el defensor del pueblo, Carlos Camargo, “podría generar situaciones de violencia”.

En el caso de Bogotá persiste el riesgo para las localidades de Bosa, Ciudad Bolívar, Usme y Sumapaz (en el sur de la ciudad), Kennedy (suroccidente) y Suba (noroccidente).

La procuradora general, Margarita Cabello, había advertido en la víspera que, además de los riesgos por el accionar de grupos armados ilegales o de amenazas a candidatos, existía la posibilidad de que el momento poselectoral, que requiere de atención de las autoridades, estuviese enmarcado por protestas o manifestaciones ciudadanas.

Hoy, el Defensor del Pueblo reiteró ese riesgo. Entre los factores que inciden, la Defensoría encontró que persiste inconformidad en campañas y electores por las decisiones del Consejo Nacional Electoral (CNE), una entidad que, según Camargo, presentó “falta de celeridad” al determinar qué candidaturas estaban o no habilitadas.

De acuerdo con la Defensoría, en lo que va del año, antes de que siquiera inicie el conteo del 29 de octubre, se han presentado once manifestaciones cuestionando a las entidades que inciden en el proceso electoral. Las medidas de la Registraduría han motivado el 27% de las protestas al respecto, mientras que las lentas disposiciones del CNE han provocado un 18%.

Fuera de las elecciones, entre enero y septiembre de este año hubo un incremento del 26% de los conflictos sociales en general respecto a 2022. Mientras que el año pasado hubo 990 manifestaciones en ese período, este año hubo 1252, lo que también lleva a las autoridades a inferir que es palpable que se presenten episodios conflictivos tras la jornada del domingo.

Entre los aspectos que inciden en la alta probabilidad de protestas, la Defensoría identificó que la plataforma Uriel, con la que distintas entidades recogen denuncias y quejas por delitos electorales, registra 1832 denuncias. De esas, 482 han llegado contra funcionarios públicos por posible participación en política y otras 336 indican posible transgresión al régimen de propaganda.

El informe de la Defensoría, además, subrayó que a la Procuraduría han llegado más de 2130 quejas disciplinarias: 375 se presentaron contra funcionarios públicos y 337 contra funcionarios de elección popular. Si a las posibles irregularidades se le suma la polarización política y la falta de confianza en las instituciones, la entidad de derechos humanos indicó que los episodios de protesta son prácticamente ineludibles.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer más