HOY DIARIO DEL MAGDALENA
Líder en la región

NACION-PUBLICIDAD

NACION-Leaderboard1

Impuesto ‘saludable’ pondrá a ‘tambalear’ a las tiendas de barrios

Fenalco, el gremio de los comerciantes, aseguró que la entrada en vigencia del impuesto saludable, que empezará en noviembre, afectará significativamente a tenderos y consumidores, especialmente de los sectores populares.

“Los hogares colombianos, en particular los de estratos populares, tendrán que pagar un sobreprecio en más de 20 productos, lo que generará automáticamente un impacto en el costo de la canasta familiar. Es necesario destacar que el 95% de las tiendas se localizan en estratos 1, 2 y 3′’, aseguró Jaime Alberto Cabal, presidente de Fenalco.

A ello agregó que de los ingresos totales de una tienda o panadería, el 16% proviene de las bebidas azucaradas, mientras que el 16.8% proviene de ultraprocesados. Esto quiere decir que los nuevos impuestos gravarán una tercera parte de los ingresos totales de las tiendas.

De acuerdo con cifras de Fenaltiendas, el efecto de los impuestos en el primer año generará una disminución mínima de 8% de los ingresos totales de las tiendas y panaderías. En el mediano plazo de 3 años esta disminución continua podría poner en riesgo al 25% de las tiendas y panaderías del país.

De otro lado en los gremios de alimentos hay un sinsabor por el concepto que emitió la Dian con la aclaración sobre quién debe pagar los impuestos de alimentos saludables, que empieza a regir en noviembre.

Y es que pese a que el director de esa entidad, Luis Carlos Reyes, aseguró que el producto solo se gravará en una sola fase del proceso productivo, gremios de la industria de alimentos alertan que el concepto, al que tuvo acceso W Radio, dice lo contrario.

“Los impuestos saludables son monofásicos en la primera etapa. Es decir que se generan y causan una única vez, bien sea en la venta, retro de inventarios o en la importación. En resumen se va a gravar una sola vez”, aseguró el director Reyes.

Sin embargo, el concepto señala que si un producto que paga el impuesto es usado como materia prima para otro producto paga doblemente.

Como ejemplo, la Dian plantea el caso de la elaboración de un turrón, en el que el impuesto saludable se aplica en dos ocasiones: cuando se adquiere la materia prima para elaborarlo (azúcar y hojuelas) y cuando se vende el producto finalizado (turrón) al consumidor final.

Es decir, cuando una fábrica de galletas con chips de chocolate las vende tiene que facturar el impuesto. Y cuando compró los chips tuvo que pagar por el impuesto.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer más