HOY DIARIO DEL MAGDALENA
Líder en la región

Mindefensa defiende propuesta de recompensa por información de compra de votos

Este miércoles, en una rueda de prensa, el Gobierno dio a conocer detalles de las medidas que pretende tomar para blindar la legitimidad de la jornada electoral del domingo, 29 de octubre, en materia de seguridad y de transparencia.

Desde la sede de la Dirección General de la Policía Nacional, los ministros de Defensa, Iván Velásquez, y de Interior, Luis Fernando Velasco, ahondaron en la propuesta del presidente Gustavo Petro sobre pagarle a personas que ofrezcan información sobre responsables de delitos electorales.

El jefe de la cartera de Defensa mencionó que los comicios enfrentan una amenaza constate de corrupción al elector, así que defendió la directriz de Petro, pues su objetivo es que las elecciones se puedan llevar a cabo de manera “libre, transparente y segura”.

Velásquez indicó que el pago podría ser de hasta cinco millones de pesos, no solo por denunciar un delito electoral, algo que cuestionó esta mañana el fiscal Francisco Barbosa tras decir que la denuncia es un “deber legal”, sino por brindar información que permita la identificación de personas y lugares en los que se esté cometiendo el delito.

El ministro Velásquez puntualizó que el dinero que se ofrecerá llegará del mismo fondo con el que se manejan las recompensas por información sobre las personas más buscadas por cualquier tipo de delito. Además, antes del desembolso de cualquier cantidad, habrá un proceso de verificación que pasará por la Fuerza Pública, que examinará la veracidad de la información y realizará una solicitud formal al Ministerio.

Entre los anuncios de hoy, Velásquez subrayó que las recompensas también irán dirigidas a personas que permitan identificar “casas, bodegas o depósitos desde donde se paga por el voto”. Un ejemplo de esos lugares es la denominada ‘Casa Blanca’, desde donde se coordinó en el Atlántico toda la campaña de Aida Merlano, incluyendo la compra de votos.

En su momento, la ‘Casa Blanca’ fue allanada por las autoridades, y allí se encontraron nueve computadores, dos revólveres y una pistola, además de documentos como certificados de votación o listas de votantes. “Esa práctica se desarrolla en algunas zonas del país y eso hay que acabarlo”, expresó el ministro Velásquez.

Velásquez y Velasco recalcaron que la normativa colombiana vigente permite que, además de una mera transferencia monetaria como recompensa, se utilice hasta el 10% del dinero incautado en un lugar en el que se realice compra de votos como retribución por la entrega de información que le permita a las autoridades, precisamente, dar con ese lugar.

LOS DESACUERDOS ENTRE LA FISCALÍA Y EL GOBIERNO POR EL PAGO DE RECOMPENSAS

La rueda de prensa fue aprovechada por el ministro de Defensa, Iván Velásquez para contestar a los dardos que en la mañana le lanzó el fiscal Barbosa al Gobierno en general y a la estrategia de las recompensas en particular. Para Barbosa, se trata de una iniciativa que se toma a la ligera y que usurpa las labores investigativas de la Fiscalía.

Francisco Barbosa señaló que en el país “se ponen de moda los temas faltando dos o tres días para elecciones, porque no se preparan las cosas adecuadamente por parte de otras entidades”. Así se refirió a la idea del Ejecutivo de girar dinero a quienes denuncien delitos contra la participación democrática, una iniciativa que, según Barbosa Delgado, no se discutió con la Fiscalía.

Incluso, Barbosa aseguró que la estrategia del Gobierno podría llevar a que se utilicen recursos públicos para pagarle a las personas, lo que podría derivar en investigaciones por peculado y a posibles demandas contra el Estado de parte de quienes reciban el dinero. “Espero que sea ignorancia, no mala fe”, planteó el Fiscal.

“Invito a la ciudadanía a que denuncie porque es un deber legal, no porque le paguen”, insistió, al subrayar que el deber de la Fiscalía es el de investigar conductas que se enmarquen dentro del derecho penal, algo que no le corresponde al Ejecutivo.

Barbosa cuestionó que el Gobierno fuese a salir a repartir el dinero el mismo día de las elecciones, entre otros reparos. “No se trata de salir a repartir dinero en tulas”, respondió Velásquez, quien calificó las declaraciones de Barbosa como «desobligantes», y añadió: “El pago de recompensas en el país no que alguien diga ‘yo dije’, entonces denme los cinco millones”.

“No es que la Policía vaya a estar con una maleta y al que le diga ‘aquí hay una información’ yo le entrego una cantidad de dinero”, insistió el ministro. “El fiscal general sabe, o debe de saber, cómo funciona el mecanismo de recompensas y pago por información, y no es precisamente por denunciar, es por información útil y veraz que arroja un resultado que es verificado”, concluyó.

LAS MEDIDAS DE SEGURIDAD DE CARA A LAS ELECCIONES

El ministro del Interior, Luis Fernando Velasco, manifestó que 250 mil hombres y mujeres de la Fuerza Pública se desplegarán por todo el territorio nacional para blindar el transcurso de la jornada electoral del próximo domingo.

“Ha habido una amenaza de corrupción electoral”, mencionó Velasco, quien añadió que en los comicios se utilizará prueba biométrica con huella dactilar para identificar si la persona que votará es la misma que aparece en la cédula.

“No hemos podido lograr que el pueblo colombiano tome conciencia de que frente al proceso democrático debe haber transparencia”, recalcó el director de la Policía, el general William Salamanca, quien también anunció que el domingo habrá un puesto de mando unificado para monitorear la seguridad en todo el país.

Salamanca destacó que ya está en marcha la estrategia de seguridad de la Policía Nacional de cara a las elecciones del fin de semana. Entre los puntos de esa planificación, el general destacó que las autoridades cuentan con perros entrenados para detectar dinero, así que el 29 de octubre los caninos podrán encontrar medios por los que las personas podrían comprar votos.

El número de uniformados de la Policía que se repartirán en los más de siete mil puestos de votación sobrepasa los 80 mil, repartidos en 1101 municipios. Así lo explicó el coronel Didier Estrada, gerente del Plan Democracia, con el que la Fuerza Pública busca garantizar un buen panorama de orden público para las votaciones.

De acuerdo con Estrada, este año ha habido una “reducción en hechos” respecto a los que se presentaron en 2019 y que afectaron la seguridad en la jornada democrática de ese año.

“Con todas las capacidades de la Policía se enfrentará la posibilidad de constreñimiento al sufragante que se puede generar en algunas regiones del país. La Policía va a estar atenta, con todas sus capacidades, para garantizar que estas sean unas elecciones libres, transparentes y seguras”, aseguró el ministro Iván Velásquez.

BOGOTÁ, (Colprensa).

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer más