HOY DIARIO DEL MAGDALENA
Líder en la región

Educación, clave de dignidad y progreso

Mal y peor estamos en la ciudad en educación, así como en otras muchas áreas que reflejan índices que señalan pobreza en cuanto a desarrollo social, humano e integral progreso. En todas las cuáles de dichas áreas, que sería prolijo enumerar, nos encontramos infortunadamente muy por debajo de la media nacional, lo que además de penoso y vergonzoso en grado superlativo, no tiene presentación ninguna.

Y lo que es peor y amén de lamentable, salvo las contadas excepciones que por gracia de la diosa fortuna siempre hay y seguramente habrá en todos los tiempos y lugares del orbe, requerimos en educación, tema objeto del presente artículo, profesores magnos, plenos en su vocación, conscientes de la grandeza de su sagrada labor, de su apostolado inmenso en todo cuanto enseñar significa, importa, comporta, traduce y representa para las generaciones presentes y por venir.

Que felices sean transmitiendo sus conocimientos con alegría inmensa, con fruición inenarrable como antes era. Con gozo y complacencia. Se note su sinceridad e inspirador espíritu; no como hoy tal como a muchos consta, docentes, si así se les puede llamar, contentos debido a que por X o Y razones no hay clases, mismas que muchas veces inventan con pretextos y argumentos tanto falaces como irrisorios, en perjuicio desde luego de la comunidad estudiantil y de los hogares en cuyo seno no saben qué hacer con sus hijos cuando ello acontece, lo que es frecuente más allá de toda previsión.

Llama lo cual a reposadas como serias y sesudas reflexiones. Pensar por ejemplo en la jornada única, por sí misma buena e interesante, ya que mantiene a los educandos en actividad creadora, creativa y recreativa, lo mismo que en benéfico y provechoso contexto de socialización, integración e integralidad, en el que se afianzan principios y se fundamentan valores, identidades y se proyectan constructos sociales de relevancia y manifiesta significación humana.

Es igualmente entender que pueblos que no se educan son pueblos que se anquilosan, no prosperan, no salen a flote y permanecen en el indeseable subdesarrollo. Pareciera que no hubiésemos entendido, como tampoco comprendido que es la educación, vital e importante para todos los efectos y consideraciones.

Que es un derecho básico que proporciona habilidades y conocimientos necesarios para desarrollarse como adultos y brinda además herramientas suficientes y necesarias para conocer y ejercer otros derechos. Que es igualmente un derecho humano, importante motor de desarrollo y uno de los instrumentos más eficaces para reducir la pobreza y lograr igualdad, paz y estabilidad, además de generar rendimientos elevados constantes en términos de ingreso, lo mismo que constituir factor importante para garantizar equidad, inclusión, cohesión social y desarrollo en las más de sus formas.

Que son sus fines formar, instruir, enseñar valores, disciplinar, educar, sensibilizar, amar la vida y guiar al hombre a que enfrente al mundo y todas las vicisitudes; siendo su  finalidad, contribuir a formar ciudadanos libres, participativos, responsables e informados capaces de ejercer y defender sus derechos, así como participar activamente en la vida social  económica y política, soportado en un todo social concebido como un proceso socializador que procura la adaptación y la incorporación de las personas a su medio físico y social, a través de la adquisición de los medios propios de la cultura.

Razones de peso las dichas por las que obligados estamos a concebir la educación, so pena de sucumbir irremediablemente en el catastrófico, como el derecho humano que es, indispensable para la realización efectiva de otros derechos fundamentales, toda vez que su efecto multiplicador permite el desarrollo holístico de las capacidades cognositivas, intelectuales, físicas y humanas de todas las personas, que llevan a aprender a ser, conocer, hacer, vivir en comunidad y potenciarnos en todas las dimensiones posibles.

*Jurista.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer más