HOY DIARIO DEL MAGDALENA
Líder en la región

Numerosas familias lo perdieron todo por culpa de las lluvias

El fuerte aguacero que azotó a Santa Marta durante las últimas horas, generó graves afectaciones en el barrio Once de Noviembre. Más de 20 familias de este popular sector resultaron damnificadas por las inundaciones y el colapso del sistema de alcantarillado: Las casas quedaron inundadas hasta el techo.

La zona más crítica fue la calle 34 con carrera 70, donde con baldes, escobas, y palas, la comunidad debió evacuar de sus viviendas las aguas residuales mezcladas con las lluvias y el barro. Los manholes se encontraban rebozados, luego se tapó el alcantarillado y en algunas casas el agua se les devolvía por los sanitarios.

Por medio de redes sociales, la misma comunidad alertó sobre la situación, manifestando que hay familias que llevan muchos años de vivir en el sector, y por primera vez se les inundó la casa, en ese orden, le atribuyeron el desastre a las excavaciones que están haciendo con la reposición de tubería y pavimentación del anillo vial del barrio.

“Aquí hay familias que nunca habían vivido esto, que es producto de las obras que se adelantan sobre la primera entrada”, señaló Viviana Cansario, una de las personas afectadas.

En la grabación, la mujer aseguró que los obreros no están haciendo bien su trabajo. “se la pasan mamando gallo, nos han dejado la calle llena de huecos, ya varios vecinos entre ellos adultos mayores y niños, han sufrido caídas y heridas de consideración”.

“Primera vez que mi casa se inunda, lo perdimos todo, muebles, camas, colchones, solamente quedamos con la ropa que tenemos puesta, con mis hijos y nietos pasamos toda la noche sacando agua, no hemos dormido nada igualmente por la preocupación al no saber quién nos vas a responder por los daños”, expresó Darsila Ibarra, que tiene una hija en condición especial.

Situación similar vive Manuel Vergara, quien  dijo: “en mi casa también se metió el agua, y eso fue de un momento a otro, todos los enseres se perdieron, la nevera, los muebles, todo navegaba en el agua».

De otra parte, se conoció el caso de una mujer que casi cae de cabeza en un manhole destapado oculto por la inundación, afortunadamente alcanzó a ser agarrada por sus familiares.

Hoy las calles están cubiertas de lodo basuras, escombros y aguas servidas, los damnificados esperan que la alcaldesa Virna Jonhson le ponga la cara a la comunidad y aborde esta situación.

Asimismo, desde tempranas horas, hicieron un llamado a la Oficina de Gestión del Riesgo y Cambio Climático, para que interviniera en la zona y, además, les brindará ayuda humanitaria a quienes lo perdieron todo.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer más