HOY DIARIO DEL MAGDALENA
Líder en la región

Siguen ’trampas humanas’ y robo de tapas de registro

La zona del Centro Histórico de la capital del Magdalena es uno de los lugares que representa mayor peligro para los transeúntes.

Hoy en día si usted camina o sale de paseo por el Centro Histórico de Santa Marta, no sólo debe cuidarse de los amigos de lo ajeno, también debe cuidarse de las ‘trampas humanas’ existentes en la mayoría de calles y carreras del sector

Son sitios mortales que quedan al descubierto cuando la población en condición de calle o los rateros que se pasean como ‘Pedro por su casa’ en el centro, se llevan sus tapas y la venden en las chiveras

Y es que no hay autoridad que mete en cintura a estos delincuentes que aprovechando la falta de vigilancia en los sectores comprendidos desde la avenida del ferrocarril hasta la Avenida Santa Rita entre carrera primera y Circunvalación se hurtan todo. Desde las tapas de los manholes hasta los registros pluviales.

´Empresas como Essmar, Air-e, Movistar, Tigo, Claro y otras que tienen redes subterráneas deberían vigilar y reponer pronto las tapas de los registros que son violentados lo cual se viene presentando a diario´, dijo el veedor social Ricardo Reatiga.

“De nada vale tener un centro atractivo y una avenida inmejorable, próxima a ser inaugurada, sí a la vuelta de la esquina se roban las tapas de las alcantarillas, las rejillas de los desagües pluviales quedando todo al descubierto convertido en un peligro para la comunidad”, dijo uno de los comerciantes del sector.

EL ETERNO PROBLEMA

Este flagelo, es decir, el hurto de las tapas de las cajas de registro que se encuentran en el Centro, lo mismo que las rejillas del sistema de aguas pluviales se ha denunciado hasta la saciedad, pero las empresas encargadas de solucionar este problema se han hecho los de la vista gorda porque no arreglan nada.

“Nosotros vemos que las autoridades administrativas no hacen nada, se roban una tapa de una caja de registro y demora abierta hasta cinco y más meses y no hay una sanción y creo que ni hasta un llamado de atención a esas empresas”, dijo un comerciante afectado con la situación.

En inmediaciones de la Catedral de Santa Marta, parque Bolívar, plaza San Francisco, la carrera 6 y 7 entre calles 18 a la 22, por el continuo paso de los buses del servicio urbano de pasajeros, se han dañados varias rejillas y hasta el día de hoy no ha sido posible su arreglo.

“Hace falta conciencia y sentido de pertenencia de algunos samarios, que no quieren a su ciudad y cuando ven una de estas tapas de acueducto, alcantarillado o redes telefónicas mal puesta, se las llevan frente  la mirada de muchas personas, que son indiferentes a los que pasa a su alrededor”, precisó la fuente.

PELIGRO

En la Calle 17 con carrera segunda, pleno corazón de Santa Marta, hay varios registros que representan un peligro tanto para la comunidad samaria como para turistas que nos visitan.

En tiempos de lluvias, estos huecos tienen poca visibilidad, teniendo en cuenta que las aguas los tapan por completo, haciéndolos imperceptibles para las personas que transitan por el sector, lamentablemente de esa manera es como suelen ocurrir los accidentes.

Cabe mencionar que, desde la Corporación Centro Histórico y la EDUS, continuamente se realizan labores de embellecimiento de este importante sector de la ciudad, sin embargo, la realidad es que los hurtos de registros empañan el trabajo que se ejecuta.

LA INSEGURIDAD

Y es que precisamente, el problema de las trampas mortales, refleja el tema de la inseguridad en la capital del Magdalena, ya que los “amigos de lo ajeno” se apropian de rejillas y tapas de alcantarilla para luego venderlas como chatarra.

Finalmente, se espera que las entidades correspondientes tomen cartas en el asunto para evitar que se siga presentando esta problemática en escenarios tan emblemáticos como el Centro Histórico que es tan concurrido por turistas y samarios.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer más