HOY DIARIO DEL MAGDALENA
Líder en la región

Billboard-Sociales

Maritza Rodríguez habla del drama que vive en Israel

La actriz colombiana Maritza Rodríguez, ahora conocida como Sarah Mintz, ha compartido su fascinante viaje de transformación y su vida en Jerusalén, Israel, donde ha decidido establecerse y convertirse al judaísmo. Esta decisión marcó un cambio significativo en su vida, llevándola a experimentar momentos de intensidad durante el reciente conflicto entre Israel y Hamás.

Originaria de Barranquilla, Sarah Mintz dejó su tierra natal para iniciar una nueva vida en Jerusalén. A través de las redes sociales, ha permitido a sus seguidores adentrarse en su vida en este lugar sagrado, compartiendo detalles sobre su familia y sus actividades diarias.

Sin embargo, la paz que Sarah buscaba en su nueva vida en Israel se vio afectada por la tensión constante que caracteriza la región. La actriz, con valentía, compartió sus vivencias a través de su cuenta de Instagram.

Sarah Mintz, a pesar de las dificultades, mantiene una actitud fuerte y decidida. Su fe y determinación en medio de la adversidad son evidentes en sus mensajes a través de las redes sociales.

En videos, ha mostrado su gratitud por el apoyo recibido, Sarah se unió en oración con su madre, quien se había conectado a la transmisión en vivo. Sarah Mintz compartió su aprecio por el significado espiritual de vivir en Jerusalén, que es un lugar especial y sagrado para muchas religiones, no solo para los judíos. Lea: Entre lágrimas: Daniela Tapia narra cómo vivió bombardeo en Israel

La actriz compartió detalles sobre las alarmas de sirenas que sonaron en Jerusalén, indicando que tuvo que correr al refugio en varias ocasiones durante el conflicto. A pesar de las adversidades, su fe en HaShem, como se refiere a Dios en el judaísmo, se mantiene inquebrantable.

En una entrevista en el programa de televisión “Día a Día”, Sarah Mintz confirmó que toda su familia se encuentra a salvo.

También habló sobre la ubicación de los refugios en la ciudad, que están situados debajo de los edificios. Cuando suenan las alarmas, los residentes buscan refugio rápidamente, lo que es esencial en una región con una larga historia de conflictos. Sarah Mintz destacó que, a pesar de las circunstancias difíciles, la vida continúa en Jerusalén.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer más