HOY DIARIO DEL MAGDALENA
Líder en la región

Identificada una de las víctimas del atentado

Luego de investigaciones adelantadas por las autoridades judiciales en las primeras horas de ayer, se conoció que Osnaider Rosales Altamar fue identificado como uno de los dos hombres asesinados en vía pública del municipio de Sitionuevo, Magdalena, en medio de un atentado criminal que está siendo investigado por las autoridades de la Policía Metropolitana de Santa Marta.

La víctima permanecía en calidad de N.N en la sede de Medicina Legal y Ciencias Forenses  de esta localidad, donde su familia minutos después lo identificó plenamente. Mientras que el segundo baleado que vestía un pantalón beige, camiseta amarilla y botas color café, fue abatido por miembros adscritos a la estación de esa localidad ribereña, aún permanece sin ser identificado.

Este nuevo doble crimen sigue aumentando los índices de criminalidad en el departamento de Magdalena que desde hace varios meses viene generando preocupación en la comunidad, por lo que fue puesto en conocimiento de la Fiscalía General de la Nación quien inició un proceso investigativo para esclarecer  esos hechos.

La comunidad informó a la Policía que el ataque armado fue ejecutado por dos personas en una motocicleta color negra y roja, de la que cayó uno de los pistoleros tras ser impactado por proyectiles accionados por uniformados del esquema de seguridad del mandatario local que se percataron de la situación.

Tal acción violenta tuvo lugar en la carrera 4 con calle 14,  del barrio El Rincón, cerca de la vivienda del alcalde municipal, a donde arribaron sujetos en moto que asesinaron a bala a Osnaider que minutos antes había salido de una casa y se desplazaba a pie. En ese momento, dos integrantes de la Policía Metropolitana de Santa Marta en una oportuna y rápida reacción utilizaron sus armas de dotación y dispararon a los ocupantes de la moto, impactando a uno de ellos que quedó sin vida en el lugar.

En medio de la balacera, uno de los proyectiles causó graves heridas al cómplice del primer agresor, quien alcanzó a huir del sitio con rumbo desconocido.

Seguidamente, funcionarios del Cuerpo Técnico de Investigación de la Fiscalía del Atlántico hicieron presencia en el lugar para encargarse de las diligencias de inspección a los cadáveres que fueron llevados hasta la morgue del Instituto de Medicina Legal de Barranquilla, donde uno de ellos espera ser retirado por sus seres queridos y el segundo aún sin identificar aguarda para ser plenamente identificado.

El cuerpo fue recogido por una avanzada del Laboratorio Móvil de Criminalística de la SIJÍN, quienes se encargaron de trasladarlo a la morgue de Medicina Legal de esta localidad, donde le practicaron la necropsia de rigor y fue identificado por sus familiares que adelantaron los trámites de retiro para darle un sentido adiós en las próximas horas.

Por su parte, investigadores judiciales continúan las labores para dar con los móviles y esclarecer el doble crimen que al momento no ha dejado capturas. “Los móviles, otro agresor que alcanzó a huir  y circunstancias de los hechos son materia de investigación por parte de las unidades judiciales que realizaron la inspección de los cuerpos”, señalaron las autoridades policiales.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer más