HOY DIARIO DEL MAGDALENA
Líder en la región

La historia de amor de dos colombianos en Israel que acabó el letal ataque de Hamás

El cielo y la tierra empezaron a arder en el desierto de Néguev, a escasos kilómetros de la Franja de Gaza. Eran las 6 de la mañana del 7 de octubre del 2023 cuando el ritmo de la música electrónica en el festival Tribe of Nova se empezó a disipar por los estallidos de las bombas que caían por toda la zona: ¡Boom, boom, boom!

“¿Qué está pasando? Corran, corran”. Así eran los gritos  que empezaron a decir las cerca de 3.000 personas, israelíes y extranjeros, que participaban en el evento.

Pasaron solo segundos para que, entre bombas y el polvo del desierto, la gente entendiera que era un ataque despiadado de Hamás. “Estamos en guerra”, informó de inmediato Benjamín Netanyahu, primer ministro de Israel.

A esa misma hora, con el estallido de los primeros misiles, la pareja de colombianos Antonio Macías e Ivonne Rubio llamó a sus familiares. Ella le dijo a su papá Julio: “Papi, papi, estamos en guerra”.

Mientras tanto, Antonio le decía a su mamá, Claudia, quien apenas podía abrir los ojos, que estaban lanzando bombas, que se iban a buscar un búnker y que cuando estuvieran a salvo se comunicarían.

Fue tal la sorpresa que Claudia pensó que había soñado que su hijo la llamó. Una vez despierta, viendo las noticias, se dio cuenta de que su hijo estaba corriendo peligro de muerte.

Alex Macías, primo de Antonio, le contó a EL TIEMPO los difíciles momentos por los que está atravesando la familia en Tel Aviv, capital de Israel, pues desde esa comunicación no han conocido absolutamente nada de él y solo hasta este miércoles se informó una noticia devastadora: las autoridades de ese país hallaron el cuerpo de Ivonne entre los 260 cadáveres que dejó el ataque en la zona del festival musical.

El día del ataque de Hamás a Israel

“Esto no fue un sueño, esto es verdad”, recordó Alex sobre lo que le contó su tía respecto al momento cuando su hijo la llamó ese sábado.

Antonio, quien nació en ese país, e Ivonne empezaron su relación desde hace unos tres años. Él tenía una hija y ella, un niño. Los cuatro se unieron como familia y vivían en Kfar Saba, donde el joven tiene una barbería, oficio que aprendió desde niño de sus padres, quienes migraron hace más de 30 años de Colombia a Israel. De hecho, fue Claudia quien le enseñó todo sobre el oficio.

Para el viaje al festival Tribe of Nova, la pareja le pidió el favor a Claudia que se quedara con los niños. Así, los jóvenes emprendieron su viaje a la frontera con Gaza. Era su celebración de aniversario y les encantaba la música electrónica.

Al momento del ataque no solamente caían misiles. También hubo una incursión armada. La zona donde los carros de los visitantes estaban estacionados fue asonada y en las imágenes se ve los restos de los vehículos cuando intentaban huir.

Antonio le dijo a su mamá que intentaban correr hacia un búnker o una ciudad cercana donde unos amigos. Esa fue la última conversación. En videos posteriores se ven a decenas de jóvenes arrastrados y golpeados por milicianos de Hamás para secuestrarlos.

Lo que dijo la mamá de Antonio

Han pasado ya cinco días desde ese ataque y son escasas las pistas sobre lo que le había pasado a Antonio. Sin embargo, las esperanzas –honestamente- parecen agotarse.

En una conversación telefónica, Claudia le dijo a Alex: “Hijo, yo no sé si mi hijo vaya a aparecer vivo o muerto. Lo más importante es lo que nosotros hicimos en vida por ellos”.

En las palabras de Claudia suena la resignación por la suerte de Antonio. También dejó claro que sus súplicas en oraciones. “No puedo recriminar a Dios por llevarse a mi hijo de la peor forma: él me lo dio, él me lo quitó. Lo que le pido a Dios es que no lo hayan secuestrado y que no lo estén torturando. No quiero que Ivonne ni él vivan esas cosas. Estoy preparada para las cosas buenas y malas”, dijo Alex sobre los mensajes de su tía.

Aunque las expectativas no son las mejores, a los celulares de la familia llegó una imagen a la cual se aferran. Es la de un joven de pelo largo herido en una camilla siendo atendido por una enfermera. No obstante, es imposible comprobar que sea él.

El temor de la familia es que Antonio esté secuestrado, pues estaría sufriendo todo tipo de vejámenes hasta causarles la muerte. “No piensan en tener beneficios con los rehenes, están pensando en matarlos sin compasión”, dijo Alex.

Otra de las esperanzas de la familia es lo que pueda decirles uno de los amigos de la pareja que estuvo con ellos al momento del ataque. Sin embargo, el joven ha guardado silencio, pues se encuentra en estado de shock por lo sufrido.

La familia también vive el duelo por la pérdida de Ivonne, quien nació en Bogotá. El padre de la joven envío un desgarrador audio en el cual confirmó su partida: «Me mataron a la niña».

Tras el deceso, Alex no se alcanza a imaginar el sufrimiento de Antonio si sigue vivo.

“No sabemos si le tocó salir corriendo luego de que la mataran. Es demasiado fuerte. Uno no quiere dejar sola a la persona que ama. Ellos eran una gran pareja”, contó.

Ya son cinco días desde el estallido de la guerra. En Israel han muerto más de 1.200 personas por los ataques de Hamás. Del lado de Gaza, los fallecimientos ya son 950 y al menos 5.000 heridos.

Las familias de Antonio e Ivonne todavía no les informan a sus hijos todo lo que está pasando con sus padres, pues les es difícil abordar tan dolorosa situación con unos niños tan pequeños.

/El tiempo

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. AceptarLeer más