HOY DIARIO DEL MAGDALENA
Líder en la región

“Sentía como si llegara el demonio a mi casa”: madre de Luis Andrés Colmenares reconoce que nunca le cayó bien Laura Moreno

A casi trece años de la muerte de su hijo, Oneida Escobar compartió detalles importantes de su vida. Habló de su ruptura con el padre de su hijo y la desconfianza que siempre tuvo hacia Laura Moreno, pareja de Luis Andrés.

Oneida Escobar, madre de Luis Andrés Colmenares, el joven que murió hace trece años en extrañas circunstancias, durante una noche de Halloween, en la ciudad de Bogotá, compartió en entrevista con Revista Semana, a pocos días del lanzamiento de su libro, “Mi Viacrucis”, recordó cómo vivió junto a su hijo, las últimas horas que lo vio con vida.

Escobar empezó la entrevista hablando de la relación que tenía Colmenares con Laura Moreno, con quien nunca tuvo una buena relación. Siempre le dio mala espina, así que el trato era distante. Además, confesó la madre, siempre ha sido una madre controladora, y por eso pocas veces aprobó a sus parejas.

“Una mamá como que no ve a la mujer para sus hijos. Y yo siempre le veía los defectos: ‘Esa no me gusta porque tiene las orejas grandes’, ‘esa no me gusta porque no tiene cola’. Y como yo les decía a ellos siempre, yo oraba por la esposa o la novia que Luis Andrés iba a tener. Todavía estaba joven, apenas estaba comenzando su vida y ese era el motivo por el que yo le alejaba siempre las novias”, contó.

Las malas impresiones que le daban Laura Moreno se intensificaron cuando supo que podría estar involucrada en la muerte de su hijo. Además de Jessi Quintero, amiga de Luis Andrés, y Carlos Cárdenas, exnovio de Laura.

“Yo sentí en mi corazón algo extraño en ella. Yo no hablé con ella, pero una de mamá es chismosa, en ese momento estaba operada y, desde el segundo piso, alcanzaba a mirar a Laura. No sé, sentí algo en mi corazón que me decía que esa no era la mujer para Luis Andrés. No me gustaba su carro. Cuando ella llegaba en el carro, yo lo sentía como algo terrible. El carro era negro, como si me llegara el demonio a mi casa. Uno lo siente en su corazón de mamá, no me gustó Laura”, explicó la madre de Colmenares.

Nunca le gustó el disfraz de diablo

Las imágenes en donde aparecen todos los asistentes a la fiesta de Halloween de esa noche, siguen siendo símbolo de una noche que terminó en tragedia. En ella, Luis Andrés Colmenares, horas antes a su muerte, aparece en primera fila y con una postura desafiante, posando para la cámara.

“Yo sentí rechazo a ese disfraz, yo sentí como algo que iba a pasar. Como yo estaba en el grupo de oración, allí esas fiestas no son vistas como de Dios. Entonces, por eso yo sentía tanto rechazo en el disfraz, porque él inicialmente no se iba a poner el disfraz de diablo. Fue a última hora que lo decidió. Él iba con un disfraz de árabe”, recordó Oneida Estrada.

Sin embargo, y ante la insistencia de su hijo por participar de la noche de brujas, vestido de esa manera, le ayudó a vestirse y a “ponerse los cachitos”, y ante la inconformidad que esa noche él pudo percibir en ella, le dijo que eso “no era nada” y que “yo llevo a Dios en mi corazón”, agregó la madre del joven.

Faltando poco para que su hijo se fuera, y mientras ella lo ayudaba a vestir, recuerda que su hijo se quedó mirándola fijamente, como expresándole lo mucho que la quería. Así que le preguntó: “Luigi, ¿por qué me estás mirando así?”, “¿cómo te estoy mirando?”, le contestó él.

“En esa mirada, yo sentí como que Luis Andrés me decía lo mucho que él me amaba. Ahora que lo pienso, esa fue la mirada despidiéndose, sin él saber y yo tampoco. Me dio un beso y me dijo: ‘Gorda, no me voy a demorar, voy a venir temprano’”, concluyó Oneida Escobar su relato.

/El colombiano

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer más