HOY DIARIO DEL MAGDALENA
Líder en la región

Billboard-Sociales

Alfredo Gutiérrez inicia la celebración de sus 80 años

En el pasado mes de abril Alfredo Gutiérrez llegó a la edad de 80 años, de los cuales, más de 70 los ha dedicado a la música, siendo una leyenda viva que no para de subirse a los escenarios e interpretar una buena parte de su extenso repertorio.

Ocho décadas de vida, y aún vigente musicalmente, es algo que vale la pena celebrar, y así lo comenzará a hacer en un espectáculo especial, junto a La Big Band San Fernando de Nueva York.

Por ahora, se han programado dos conciertos de celebración a los 80 años del tres veces Rey Vallenato, el maestro Alfredo Gutiérrez.

Además, La Big Band San Fernando de Nueva York también se encuentra celebrando sus primeros diez años de trabajo artístico y compuesta por 22 músicos de alto nivel.

El llamado ‘Rebelde del acordeón’ hará un recorrido musical de las que fueron sus canciones más exitosas durante más de 70 años de carrera musical.

Cabe recordar que Alfredo Gutiérrez, desde muy joven incursionó en la música, ejecutando el acordeón de manera genial, revolucionó la Puya uno de los aires del folclor al acelerar su ritmo y hacer del vallenato una música de exportación y con mayor aceptación.

Alfredo Gutiérrez fue el impulsador del ritmo en el interior de Colombia y logró con el paso de los años generar una cultura vallenata a nivel nacional.

Con tan sólo seis años de edad empezó a recorrer las calles tocando su acordeón, junto a su padre. Juntos viajaban por Sincelejo, San Pedro y Magangué, donde era llevado por conductores a los que le pedía aventón, incluso cambiando canciones por el viaje.

Tras una presentación en Bucaramanga llegaría su primera propuesta para confirmar una agrupación de niños que interpretaba música vallenata, junto a Arnulfo Briceño y Ernesto Hernández, y que llamaron ‘Los Pequeños Vallenatos’.

Sin tener que seguir pidiendo aventones, Alfredo Gutiérrez y su grupo tuvo la oportunidad de viajar por Colombia, Venezuela, Perú, Bolivia, Panamá y Ecuador, lo cual duraría hasta 1957, cuando a la edad de 13 años debió abandonarla. Su padre, él mismo quien lo llevó al mundo de la música, estaba delicadamente enfermo y debieron instalarse en Barranquilla.

Llevaría su talento a Bogotá donde tocaba en los buses y los famosos trolebuses eléctricos que cruzaban la ciudad, donde empezó a ser conocido como ‘El niño prodigio del acordeón’. El fallecimiento de su padre lo haría volver a su tierra natal, y en un viaje a Sincelejo, en búsqueda de encontrar la persona idónea para que le reparara su acordeón, conocería a otro joven talento de la música colombiana Calixto Ochoa, para dar inicio a Los Corraleros de Majagual.

Sería la punta de lanza de la transformación de la música tropical en Colombia, de esa exploración constante que ha caracterizado la carrera de Alfredo Gutiérrez que ha probado y fusionado distintos géneros musicales tradicionales del Caribe colombiano.

Ahora, este legado lo compartirá junto a La Big Band San Fernando, que nació hace diez años en Nueva York para rendirle tributo a la música tropical de Colombia y América Latina.

Orquesta conformada por 22 músicos interpreta ritmos como la cumbia, el son, la gaita, el porro, el merecumbé, el merengue, la salsa, el vallenato en sonido Big Band y dirigidos por el maestro Genaro Salazar. En su trayectoria han participado en importantes fiestas y festivales del país llevando su estilo único por toda Colombia.

Luego del éxito en el pasado concierto en el 2016 en homenaje al maestro Alfredo Gutiérrez junto a la Big Band San Fernando, regresan en esta oportunidad para celebrar juntos en dos grandes conciertos en las ciudades de Bogotá y Medellín, los días 20 y 26 de octubre respectivamente. /Colprensa

 

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer más