HOY DIARIO DEL MAGDALENA
Líder en la región

A su hijo no se le presionó, el confesó

El fiscal general, Francisco Barbosa, le salió al paso a las críticas lanzadas por el presidente de la República Gustavo Petro y le respondió que la compulsa de copias en su contra ante la Comisión de Investigación y Acusación de la Cámara es un trámite natural que hace parte de las obligaciones legales de los fiscales cuando se advierten posibles delitos.

“La Fiscalía no puede hacer investigaciones a aforados, que le corresponde a cualquier funcionario de la Fiscalía que tenga una investigación de un aforado, pues remitirla al órgano competente”, dijo Barbosa Delgado.

Esta declaración la entregó el fiscal Barbosa ante los afirmaciones del presidente Gustavo Petro que lo acusó de dar “un golpe contra la Constitución”, luego de la compulsa de copias que fue realizada a la Comisión de Acusaciones para que se indague al jefe de Estado por la posible comisión de delitos con el supuesto ingreso irregular de dineros a la campaña presidencial en 2022.

De igual forma, sostuvo que el presidente Petro fue impreciso, porque como fiscal general de la Nación él no fue quien tomó la decisión de compulsar las respectiva copias, sino que lo hizo un fiscal delegado en su autonomía e independiente.

“Si se habla de un congresista la compulsa debe iré a la Corte Suprema de Justicia, si se remite sobre un magistrado, algún presidente o al fiscal deberá ir a la Comisión de Acusación y ese es el escenario que debe existir, sin mayor idea de que se cause o no daño a una persona en Colombia”, indicó Barbosa.

PRESIONES

De otra parte, el fiscal general Francisco Barbosa aseguró que ese organismo no ha ejercido ningún tipo de presión o acción indebida en contra Nicolás Petro, en desarrollo de la investigación que se sigue en su contra por los delitos de lavado de activos y enriquecimiento ilícito.

El fiscal Barbosa Delgado negó así las declaraciones rendidas por Nicolás Petro en el sentido de que fue doblegado durante el interrogatorio ante la Fiscalía para decir que sí sabía de la entrada de supuesto dinero irregular en la campaña presidencial de su padre.

“Hablar de cualquier tipo de presión dentro de la Fiscalía me parece que hay que probarse, eso tiene que ver con el equipo que de forma responsable ha llevado todas esas investigaciones”, añadió.

PARECIDO AL 8.000

El expresidente Andrés Pastrana, en entrevista con La FM de RCN, se refirió a la investigación de la que es objeto el presidente Gustavo Petro por la supuesta financiación irregular de su campaña a la Presidencia de la República.

El exmandatario dijo que, a su juicio, Petro manejó, supuestamente, tres campañas diferentes para llegar a la Presidencia.

«Con la campaña de Petro se habla de tres campañas, una ‘precampaña’ financiada por Euclides Torres, otra campaña hecha por Verónica Alcocer y la campaña oficial», afirmó Pastrana.

La afirmación de Pastrana se da en el contexto de la decisión de la Fiscalía General de la Nación de compulsar copias a la Comisión de Acusación de la Cámara de Representantes por las declaraciones de Nicolás Petro (hijo del Presidente) relacionadas con la presunta financiación irregular de la campaña de Gustavo Petro a la Presidencia.

Esta compulsa de copias responde al interrogatorio del hijo del presidente el pasado 2 de agosto, en el que hizo algunas declaraciones sobre «la presunta materialización de conductas delictivas como el ingreso de dineros aparentemente irregulares a la campaña presidencial» de Gustavo Petro.

Pastrana consideró que encuentra similitudes de este proceso con las investigaciones del proceso 8.000, sobre la financiación por parte del Cartel de Cali a la campaña de Ernesto Samper. El expresidente fue el principal denunciante de este escándalo.

De acuerdo con el expresidente Pastrana, el caso de Petro tiene varias semejanzas, pero también varias diferencias: «una diferencia es que en el proceso 8000 yo, que era candidato, denuncié antes de elecciones, dando a conocer las grabaciones que el narcotráfico financió la campaña de Samper (…) Cuando filtro los casetes, distinto a lo de ahora, estos fueron enviados a directores de medios, y nadie quiso publicar antes de la campaña», dijo Pastrana.

En ese sentido, Pastrana aseguró que en el proceso 8000 los periodistas comenzaron a tapar el caso, mientras que ahora los que denuncian, están sufriendo un acoso judicial. «Lo que vemos es un gobierno represivo con la prensa, como las mingas que fueron pagadas por el gobierno y vimos lo que sucedió con Semana», dijo Pastrana.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer más