HOY DIARIO DEL MAGDALENA
Líder en la región

Esposos habrían sido asesinados por otra pareja para no pagarles deuda que tenían

Fiscalía dice que a víctimas las citaron para pagar, pero los mataron. Detenidos no aceptan cargos.

El hallazgo de los cadáveres de una pareja, amarrados y envueltos en bolsas, trajo luto y desconcierto en familias de Cali.

Ese amanecer, en noviembre del año pasado, se pensó que podía haber sido una andanza violenta de una banda de extorsionistas o secuestradores. Pero la Fiscalía encontró pruebas técnicas que condujeron a pensar que los habrían asesinado para no pagarles una deuda.

Las indagaciones de autoridades llevan a señalar a un hombre y una mujer por ese doble crimen.

El domingo 28 de noviembre Katerine Rodríguez y Brayan Ortiz, comerciantes de frutas, salieron a lo que sería una cita.

En la noche empezaron los interrogantes sobre sus paraderos entre los allegados del suroriente de la capital del Valle del Cauca.  No contestaban los llamados ni mensajes en sus celulares.

Al día siguiente, en la tarde del lunes 28, a unos metros del puente de Juanchito, punto límite entre Cali y el municipio de Candelaria, se reportó la presencia de bolsa negras, en una de las cuales se apreciaba una persona envuelta a la que se le apreciaban sus piernas de mujer.

El coronel Wilson Quintero confirmó, entonces, que una patrulla de la Policía había verificado la presencia de dos cadáveres y se notificó al Cuerpo Técnico de Investigación (CTI) para las diligencias preliminares de Ley.

El sitio del hallazgo estaba cercano al río Cauca. Las autoridades presumen que el destino eran las aguas de ese caudal, pero los responsables habrían decidido dejarlas entre escombros, tal vez, pensando que no sería inmediata su localización.En eso se equivocaron porque los envoltorios fueron vistos hacia el mediodía por personas que se dedican al reciclaje en la zona.

El doble homicidio se habría presentado el mismo domingo. En el reporte preliminar no se detalló si tenían heridas, pero ambos habrían sido baleados.

Desde el levantamiento de los cadáveres, allegados de la pareja que estaba desaparecida llegaron para la identificación.Las hipótesis iban entre un acto criminal por una extorsión contra la pareja, ya que se habrían encontrado unos letreros; o de pleitos por la compra y venta o arriendo de un establecimiento comercial.

La directora seccional de Fiscalías en Cali, Sandra Eugenia González, dijo que se hizo un seguimiento y se llegó hasta determinar que las víctimas habían sido citadas para pagarles una deuda.

Eser seguimiento se logró a partir de testimonios y datos. Unos saldrían de mensajes de celular que indicarían que Katerine Rodríguez y Brayan Ortiz salieron a una cita presuntamente para recibir el pago de una deuda, al parecer, de un arriendo de un local o vivienda.

A partir de los elementos probatorios, la Fiscalía General de la Nación judicializó a un hombre conocido como ‘Pollo’ y a su compañera sentimental como los presuntos responsables en los delitos homicidio agravado, y tráfico, fabricación, porte o tenencia de armas de fuego, accesorios, partes o municiones agravado.

Los sospechoso del doble crimen fueron detenidos mediante orden judicial por uniformados de la Sijín de la Policía Nacional, el pasado 8 de septiembre, en Cali.

González dijo que en audiencias concentradas, un juez de control de garantías acogió los argumentos de la Fiscalía y dictó medida de aseguramiento en establecimiento carcelario en contra de los procesados, quienes no aceptaron los cargos imputados.

Fuentes judiciales indicaron que no se descarta la participación de más personas en el doble asesinato.

Para la Fiscalía, este resultado hace parte de la estrategia de apoyo implementada por la Delegada para la Seguridad Territorial en Valle del Cauca, para esclarecer los homicidios dolosos en Candelaria, Dagua, Florida, Jamundí, Pradera y Yumbo.

/El tiempo

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer más