HOY DIARIO DEL MAGDALENA
Líder en la región

Instalada la ‘Misión Paz’ en la Sierra Nevada de Santa Marta

Dado el llamado, anhelo y demanda de los pueblos de la Sierra Nevada de Santa Marta para ponerle fin a la violencia armada que afecta a su territorio desde hace varias décadas, ayer martes la Oficina del Alto Comisionado para la Paz, OACP, instaló la ‘Misión Paz’ en la vereda de Puerto Nuevo, corregimiento de Guachaca.

Desde las 10:00 de la mañana, el equipo OACP y representantes de la comunidad internacional iniciaron un diálogo con las comunidades bajo la promesa de abrir un camino direccionado a la paz que tanto hace falta en esta región norte del territorio colombiano.

De acuerdo con la oficina promotora de velar por la paz en las comunidades, se desplegará un equipo de trabajo permanente, específicamente en puntos susceptibles de la Sierra Nevada de Santa Marta, con el objetivo de escuchar las necesidades de la población civil, de manera articulada con entidades del Gobierno, organizaciones sociales y con la comunidad internacional para rodear, proteger y salvaguardar a las poblaciones afectadas por la violencia armada.

Con el mensaje “es hora de que retorne la paz al corazón del mundo”, los mamos como la voz líder de los cuatro pueblos indígenas inició esta jornada, en busca del presente y porvenir de la paz en la región, debido a que este sector ha sido golpeado por los grupos al margen de la ley y el narcotráfico.

En el transcurso de la jornada algunos líderes de los pueblos indígenas de la Sierra Nevada de Santa Marta, rechazaron los proyectos futuros de construcción y pavimentación de carreteras para la conservación de las montañas y asimismo del agua, debido a que según ellos, es deber de todos defender la Sierra.

“No más carreteras, no más vías en la Sierra. Consolidar un pacto de convivencia indígena-campesino para la conservación de las montañas, del agua. Si no hay agua, no hay nada más”, manifestó Danilo Villafañe, líder del pueblo Arhuaco.

Vale destacar que el primer paso para la paz, según Esteban Gallardo, académico, se debe propiciar desde la academia, identificando cuáles son las necesidades inmediatas, en dónde se requieren vías, puestos médicos, mapeo situacional de lo que pasa a la población indígena campesina en la actualidad.

Para Danilo Rueda, Alto Comisionado Para la Paz, “esta misión tiene como objetivo la paz, y para poder salir definitivamente de la violencia en Colombia se necesita reconstruirla, de igual forma es necesaria mucha justicia social”.

De igual forma señaló que, “este espacio va a significar lo que queremos, lo que está en nuestro corazón y nuestra mente. Queremos hacerlo realidad”.

Con esta  Misión Paz se protegerá, fortalecerá, extenderá y gestionará el diálogo con cada uno de los integrantes de los cuatro pueblos indígenas, con relación a los propósitos de Paz y traer a estos territorios al gabinete de paz, invitando a la Embajada de Irlanda con su representación diplomática para que acompañe el proceso y sean testigos de la construcción de la paz, así mismo, de la mano de  la Misión de Apoyo al Proceso de Paz en Colombia de la OEA y de la Misión de la ONU para que hagan parte del proceso.

“El recurso de la violencia hoy es inútil. El pueblo, las comunidades, por las cuales todos los grupos armados dicen actuar, no quieren más violencia, de ninguna parte. El pueblo lo exige: es el tiempo de la paz”, aseveró Rueda.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer más