HOY DIARIO DEL MAGDALENA
Líder en la región

“¿Por qué me está pasando esto si soy un niño bueno?”: Matías, el adolescente que perdió sus extremidades por una bacteria

A sus 14 años no pierde la fe y dice que tendrá mejoras robóticas. Sueña con ser ingeniero del MIT.

La trágica historia de Matías Uribe, un valiente niño de 14 años de Medellín que vive en Estados Unidos y contrajo una bacteria que le generó complicaciones de salud por las cuales debieron amputarle todas sus extremidades, tiene bajo un profundo dolor a su familia en Colombia y el país norteamericano.

Pero a pesar de enfrentar una situación desafiante y dolorosa, Matías ha demostrado una increíble determinación y fe inquebrantable que está inspirando a través de las redes sociales y ha conmovido a muchos.

La pesadilla comenzó el 30 de junio pasado, cuando Matías experimentó una fiebre alta y un enrojecimiento en todo su cuerpo. Preocupados, sus padres lo llevaron de inmediato al servicio de emergencias, sin sospechar que su vida estaba a punto de dar un giro inesperado y devastador.

Matías sufrió un paro cardiorrespiratorio que dejó su corazón sin latir durante siete minutos. Afortunadamente, los médicos lograron estabilizarlo y fue trasladado en helicóptero a un centro hospitalario de mayor complejidad.

Ya en el hospital de alto nivel, Matías fue conectado a diversos aparatos médicos, como la terapia de ECMO, la ventilación mecánica y la diálisis. Estos dispositivos fueron fundamentales para salvar su vida, ya que su pronóstico inicial era reservado. Sin embargo, debido a la falla cardiaca que sufrió, sus extremidades no recibieron la suficiente circulación sanguínea durante un largo período de tiempo, lo que provocó graves consecuencias.

Después de una exhaustiva investigación, los especialistas determinaron que Matías había contraído una peligrosa bacteria conocida como ‘estreptococo tipo A’. Aunque no se ha podido determinar con certeza el lugar exacto donde la contrajo, se sospecha que pudo haber sido durante una visita a la playa o a un lago.

«Esta bacteria ingresó a su organismo, afectando inicialmente sus pulmones y luego su corazón, lo que provocó un ‘choque tóxico’ «, describieron los médicos en Estados Unidos.

A medida que pasaban las horas, los médicos se enfrentaron a una decisión difícil y dolorosa: la amputación de las extremidades de Matías. Debido a la gravedad de su condición y para evaluar mejor los efectos del paro cardiorrespiratorio en su cuerpo, se decidió comenzar por amputar su pierna izquierda. Una semana después, ante la necesidad de intervenir de manera más drástica, se tomó la decisión de amputar también su pierna derecha. Finalmente, se vio la necesidad de intervenir ambos brazos.

A pesar de todas las dificultades y el dolor físico y emocional que ha enfrentado, la fe de Matías permanece intacta.

Desde la unidad de cuidados intensivos, donde espera dos cirugías más, el niño recuerda con nostalgia sus entrenamientos de atletismo y sus clases de piano. Incluso, les pone humor a las conversaciones del tema con sus amigos del colegio, les asegura que pronto regresará a las competiciones deportivas, sorprendiéndolos con una novedad en su cuerpo: «manos y piernas de robot», como él mismo lo describe.

El sueño de ser ingeniero

Entre los sueños de Matías destaca su deseo de ingresar al programa de ingeniería de la prestigiosa Universidad MIT en Massachusetts, Estados Unidos. Desde los diez años, se ha preparado incansablemente para ser reclutado, desafiando las expectativas de los médicos y demostrando su determinación y perseverancia

A pesar de las dificultades económicas que su familia enfrenta para costear las prótesis y terapias necesarias, Matías no pierde la esperanza y se aferra a su sueño de convertirse en un ingeniero exitoso.

La historia de Matías ha conmovido a muchas personas en todo el mundo, quienes se han unido para brindar su apoyo y solidaridad.Una de las voces que se ha alzado en favor de Matías es la del reconocido cantante J Balvin, quien le dedicó unas sentidas palabras de aliento y admiración.

«Matías, un saludo de parte de Jose. Buena vibra. Eres un ejemplo de vida. Mucha fuerza, Dios te bendiga, mucha luz. Un abrazo, siempre. Para adelante, guerrero», le dijo el cantante paisa.

La familia de Matías, desde Antioquia, lidera una campaña para recolectar fondos y conocimientos que contribuyan a su recuperación.

Las donaciones se reciben en la cuenta de ahorros Bancolombia: 342-524202-17, administrada por su madre, Catalina Gutiérrez.

Un mensaje de esperanza a todo el mundo

Aunque la batalla de Matías está lejos de terminar, él y su familia mantienen la esperanza y la fe inquebrantable de que saldrá adelante. A pesar de los momentos difíciles y los desafíos que enfrentan, se aferran a su creencia en Dios y encuentran consuelo en su comunidad y en el amor y apoyo de aquellos que los rodean. Matías le quiere enseñar al mundo que la adversidad puede convertirse en una oportunidad para fortalecernos y brillar aún más.

/El tiempo

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer más